CCOO CLM exige la prevención en las empresas desde una perspectiva de género

CCOO Castilla-La Mancha ha insistido en la necesidad de que las empresas incorporen la perspectiva de género a la hora de hacer las evaluaciones de riesgos y diseñar el plan preventivo teniendo en cuenta aspectos como las condiciones de trabajo y los peligros para la salud de las mujeres.

La secretarias regionales de Política Institucional y Salud Laboral, Raquel Payo, y de Mujeres e Igualdad, Rosario Martínez, han explicado en un comunicado que la "masculinización" o "feminización" de las tareas dentro de un mismo sector hace que las mujeres estén más expuestas al contacto físico con las sustancias tóxicas y las diferencias biológicas hacen que acumulen con mayor facilidad estos componentes que producen efectos nocivos sobre el organismo.

Además, han añadido que tomar como referencia el valor límite de exposición a los equipos de protección "diseñados para hombres" hace más vulnerables a las mujeres porque "aparte de sufrir mayor exposición a agentes químicos en el trabajo, también la sufren en el hogar, al dedicar más tiempo que los hombres a las labores de limpieza" que, a su juicio, las hace más vulnerables ante los riesgos ergonómicos.

"El tipo de trabajo que realizan las mujeres suele demandar movimientos repetitivos, agudeza visual, levantamiento de peso y la interacción con el puesto de trabajo es diferente (las mujeres suelen tener una estatura inferior, miembros superiores más cortos y menos fuerza), lo que unido a un diseño masculino del puesto de trabajo sobreexponen a las mujeres a los riesgos ergonómicos", han asegurado.

De ahí "los consecuentes daños para ellas, cuyo problema de salud más importante son las enfermedades y trastornos musculo-esqueléticos", han alertado.

Además, Payo y Martínez han advertido que las mujeres tienen una mayor exposición ante los riesgos psicosociales, originados como consecuencia de la organización del trabajo, que afectan a la salud a través de las enfermedades cardiovasculares y los trastornos mentales y musculo-esqueléticos.

A todos estos factores, han agregado entre los peligros específicos de género en el ámbito laboral los riesgos durante el embarazo y la lactancia, el acoso sexual y por razón de género, así como la doble presencia de las mujeres en el trabajo asalariado y en el trabajo doméstico.

Ante esta realidad, la dirigentes de CCOO CLM han insistido en que, para avanzar en mejores condiciones de trabajo y de salud para las mujeres, "es necesario identificar e intervenir sobre los factores de riesgo específicos e insertar la dimensión de género en la prevención de riesgos laborales en los centros de trabajo".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.