Comunicados de empresa

Indra acelerará su transformación para responder al escenario creado por el Covid-19

En la junta de accionistas de la compañía, Fernando Abril-Martorell ha indicado que Indra se encontraba en una dinámica muy positiva en todos los aspectos como muestran los resultados de 2019

En la junta de accionistas de la compañía, Fernando Abril-Martorell ha indicado que Indra se encontraba en una dinámica muy positiva en todos los aspectos como muestran los resultados de 2019

El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, ha afirmado que la compañía profundizará en su transformación y reenfocará su estrategia para ser capaz de responder a los cambios estructurales provocados por el Covid-19 y a la demanda de soluciones distintas por parte de sus clientes, al mismo tiempo que actuará a corto plazo sobre su eficiencia y competitividad.

Durante su intervención en la junta de accionistas celebrada este jueves, Abril-Martorell ha indicado que Indra se encontraba en una dinámica muy positiva en todos los aspectos (crecimiento, rentabilidad, mejora progresiva de la oferta o en atracción y retención del talento), como muestran los resultados de 2019.

"Nos habíamos planteado un presupuesto ambicioso para 2020 y avanzábamos a buen ritmo en el objetivo de ser la empresa que queremos ser: el líder tecnológico y digital europeo y global en los ámbitos de Tecnologías de la Información y Transporte y Defensa, y la empresa que atrae, emplea y da oportunidades de desarrollo al mejor talento digital de España y Latinoamérica", ha subrayado.

Sin embargo, esta inercia ha sido interrumpida "drásticamente" por la crisis del Covid-19, cuyos efectos han truncado dicha evolución positiva e introduce para todos elementos de gran incertidumbre acerca de su profundidad y duración.

El presidente de Indra ha resaltado que, ante el primer shock negativo y la crisis sanitaria, la compañía ha reaccionado y se ha adaptado bien. Sin embargo, ha apuntado que el nuevo escenario va a impulsar cambios estructurales profundos para los clientes de Indra en sus modelos de negocio y operativos y en sus necesidades tecnológicas.

A este respecto, ha incidido en que esto conllevará una demanda de soluciones tecnológicas distintas con una elevada velocidad de transformación y con gran presión por una mayor eficiencia, al mismo tiempo que ha destacado la aceleración de la digitalización en todos los sectores.

Profundizar en la transformación

Abril-Martorell ha recalcado que, ante este reto y en este entorno, Indra debe profundizar en su transformación para ser capaz de dar una respuesta ágil y dinámica a los profundos cambios estructurales derivados del nuevo escenario creado por el Covid-19 y recuperar la competitividad perdida por la crisis, que es muy dependiente de la capacidad de crecer y apalancar los costes fijos de la compañía.

"También hay que tener en cuenta que parte de los trabajos que entregamos en geografías afectadas como Latinoamérica u Oriente medio se ejecutan desde España. La ralentización global tiene efecto directo y multiplicador sobre nuestra competitividad en España", ha detallado.

Así, ha remarcado que el impacto en las cuentas "ya es profundo" y no se sabe por cuánto tiempo se prolongará, por lo que, además de prepararse para el futuro y reenfocar su estrategia, hay que tomar decisiones para dar una respuesta "adecuada y acertada en el corto plazo".

"Para garantizar nuestro futuro, tenemos también que actuar a corto plazo sobre nuestra eficiencia y competitividad. Sólo así podremos ser la compañía que queremos ser, liderar este nuevo tiempo y seguir ofreciendo un elevado potencial de crecimiento y creación de valor en este nuevo escenario", ha incidido.

Abril-Martorell ha añadido que Indra ha construido un conjunto singularmente potente de capacidades comerciales y tecnológicas gracias a una inversión sostenida y visión de largo plazo, unas perspectivas estratégicas, comerciales y de negocio únicas y un equipo extraordinario de talento tecnológico y digital en una industria global de alto dinamismo y potencial que puede generar mucho valor para España.

Por ello, se ha mostrado convencido de que, pese a tener que afrontar importantes desafíos y tomar decisiones difíciles en un entorno con alta incertidumbre, hay muchas razones para mirar al futuro con optimismo. "Gracias a todo lo realizado en los últimos años, Indra está preparada para superar las dificultades actuales, abordar una nueva transformación y aprovechar las innegables fortalezas de las que disponemos para volver muy pronto a crecer y a generar empleo de calidad", ha asegurado.

Todos los acuerdos aprobados

Los accionistas de Indra han aprobado este jueves las cuentas anuales y el informe de gestión del consejo de administración y han adoptado por una amplia mayoría todos los acuerdos propuestos por este.

Entre otros puntos, esta aprobación supone el nombramiento de Carmen Aquerreta como nueva consejera independiente y la reelección de Silvia Iranzo también como consejera independiente.

Rosa García renuncia a entrar en el Consejo

En relación con la propuesta de nombramiento como nueva consejera independiente de Rosa María García Piñeiro, ésta ha comunicado a la sociedad su decisión de no aceptar dicho nombramiento, al haber tenido conocimiento de la intención de votar en contra por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

El consejo de administración de Indra procederá a designar por cooptación un nuevo consejero independiente a propuesta de la comisión de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses