Trading: estrategias para confirmar la ruptura de una tendencia

Interpretar bien las rupturas en las líneas de tendencia es fundamental para tener éxito en el trading

Una de las máximas más populares del trading es que la tendencia es una amiga. Es verdad, siempre que los traders sepan interpretarla correctamente y operen en consecuencia. Recoger beneficios y fijar stop loss es importante pero leer bien el mercado aún lo es más.

Trazar las línea de tendencia sobre un gráfico es más un arte que una ciencia. Lo que sí se pueden aprender son las técnicas básicas para utilizar las tendencias en la operativa.

La premisa básica, cuando se opera en base a tendencias y en zonas de soportes o resistencias, es que nunca se debe colocar la orden justo por encima del precio que marcan estos niveles.

Siempre es mejor marcar las entradas y las salidas en las cercanías de los soportes y resistencias pero nunca en el nivel exacto. Por ejemplo, puede ocurrir que un soporte se pierda por unas horas, o unos días, pero el precio luego podría volver a recuperarse.

Cómo detectar la importancia de una ruptura en la tendencia haciendo trading

El principal problema con el que se encuentran los traders consiste en determinar cuándo se puede considerar como válida la ruptura de una línea de tendencia. Y no es fácil porque el análisis técnico dista mucho de ser una ciencia exacta.

Lo primero que deben preguntarse los traders es si la ruptura es grande o pequeña. Por ejemplo, una rotura intradía no es suficiente para confirmar que la tendencia ha cambiado. Es más, el precio de cierre debe estar significativamente por debajo.

Publicidad
Publicidad

Además, si el día en el que se produjo el posible cambio de tendencia hubo un importante incremento del volumen, es muy probable que la ruptura sea válida.

A todo esto hay que sumar que si se forma un hueco o se detecta una figura de cambio de tendencia, también es muy posible que el movimiento tenga validez.

Por el contrario, si la rotura se detecta dentro de un movimiento lateral, hay razones para sospechar. Lo más probable es que se una consolidación de niveles y que la tendencia continúe.

Los “pullback” y los “throwback” en trading

Una reacción muy importante que se suele producir en las rupturas de tendencias son los conocidos como “pullback” y “throwback”.  Son movimientos de los precios contrarios a la tendencia dominante.

Cuando se rompe una línea de tendencia alcista y esta pasa a ser bajista, los precios pueden seguir a la baja durante varias sesiones, pero también es posible que se recuperen hasta alcanzar de nuevo la línea de tendencia rota.

Publicidad

Esta línea ahora actuaría como resistencia y provocaría una nueva caída de los precios. Es lo que se conoce como “pullback”. Lo que debería confirmar esta reacción es que el cambio de tendencia se ha producido, pero esto no siempre sucede.

Por eso, una estrategia sensata consiste en vender la mitad de la posición cuando se produce la rotura de la línea de tendencia, y la otra mitad en el “pullback”. Eso sí, para tener claro que es un “pullback” hace falta que el precio nunca recupere el soporte perdido.

El “throwback” tiene exactamente las mismas implicaciones pero al contrario. Se produce cuando se rompe una tendencia bajista y esta pasa a ser alcista.

El porcentaje de retroceso

Adicionalmente, los traders suelen utilizar unas líneas auxiliares a la tendencia que trazan horizontalmente entre dos puntos de máximo y mínimo de un gráfico.

Estas líneas muestran zonas de soporte y resistencia en base a determinados porcentajes de retroceso. Su utilidad básica es determinar posibles objetivos de precios.

Publicidad

Se puede emplear cualquier porcentaje de retroceso pero lo más habitual es utilizar los valores de la sucesión de Fibonacci, es decir, 38 por ciento, 62 por ciento, etc. Cualquier plataforma de trading actual tiene parametrizados estos retrocesos.

En portada
Publicidad
Noticias de