Trading

Siemens-Gamesa: a por los 13,25 euros

Este valor se apunta al modo 'crash' y deja unos mínimos por debajo de los 11 euros

Siemens Gamesa superó con éxito la prueba de los 16 euros

Finalmente, Siemens-Gamesa -que había logrado capar el temporal de las dos primeras semanas de correcciones generalizadas y se quedó por encima de la base del rango que se situaba en los 14 euros- abrió con hueco y se apuntó al modo 'crash' para dejar unos mínimos testimoniales inferiores a los que marcó en 2018, por debajo de los 11 euros.

El rebote desde este nivel dejaba la semana pasada un patrón de vela que, en condiciones normales de mercado, sería válido para tener una confirmación del fin de la corrección. Pero las circunstancias no son las habituales y nos volvemos más exigentes.

Ahora ya está en camino de poder confirmar esta opción y pasa porque el cierre semanal se sitúe por encima de los 13,25 euros.

Al ser la vuelta tan rápida, nos deja al valor dentro del escenario lateral con sesgo positivo por encima de este nivel. Supera así los 14 euros con opción de buscar la banda alta, aunque por ahora este escenario sigue con probabilidad reducida.

El retroceso le ha llevado a la proyección de la línea clavicular de la figura de vuelta del año 2018, que se completaba en 2019, y que ha actuado como soporte.

Y ha valido la misma, ya que es su segunda prueba. Pero la debilidad sigue manifiesta porque la corrección ha significado marcar niveles de mínimos relativos por debajo de los anteriores.

Pero solo ha sido así en niveles intradiarios ya que se ha respetado a nivel de cierre semanal. De ahí que por ahora digamos que estamos en este valor dentro de un escenario lateral de rango amplio.

También con la frontera clara en la pérdida en cierre semanal por debajo de los 11 euros para cambiar al escenario correctivo a medio plazo que por el momento ha conseguido evitar.

En una -aun muy poco probable- recuperación total del valor, seguimos teniendo en la zona de los 16 euros el nivel de techos del canal cuya superación con intención y de forma consistente dejaría al valor en una etapa de tramo impulsivo con el siguiente objetivo en la zona de los 18 euros.

Y después buscar finalmente la proyección de los techos del canal que habría perdido de forma momentánea con la crisis y el posterior rebote, sobre los 20 euros, cumpliendo así además con el objetivo de proyección teórica de la ruptura del canal que coincide con ese nivel.

La clave está en no perder los 11 euros

La estructura mayor se anula si acaba perdiendo otra vez los 11 euros y busca los mínimos de 2019. Situarse por debajo de estos niveles abre la opción de continuidad del escenario de corrección a medio plazo.

Se confirmaría con la pérdida de los mínimos del 2018 de los 9 euros y se proyectaría hasta el siguiente objetivo en el rango entre los 6-5,30 euros. Esto también supondría cumplir el objetivo de proyección de ruptura del canal mayor, pero en este caso a la baja.

Esta opción seguimos sin poder descartarla dada la situación actual, aunque se haya podido debilitar por ahora con el rebote.

Pero en tanto no logre consolidarse definitivamente por encima de los 16 euros y resuelva la situación del lateral de forma positiva, seguiremos manteniendo este riesgo.

El escenario optimista de buscar los máximos de 2017 que se extiende hasta los 21 euros iría ganando probabilidades y se convertirá en la proyección más favorable cuando puedan dejarse atrás los 18 euros. Y con ello va consiguiendo alejar y reducir las opciones del posible escenario correctivo que se apuntaba si hubieran acabado cediendo los mínimos de 2017 y 2018 sobre los 9 euros.

con0 200302 21

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses