Trading

Santander agota su crédito técnico. El soporte de los 3,1 euros es muy peligroso

La cotización del Banco de Santander alcanza niveles de septiembre de 2016. El soporte de los 3,1 euros es vital y su pérdida, muy peligrosa

Abengoa usa los ejemplos del Santander, la Moncloa y la Junta para demostrar a los bonistas que la empresa es viable
Abengoa usa los ejemplos del Santander, la Moncloa y la Junta para demostrar a los bonistas que la empresa es viable

Las fuertes caídas provocadas por el miedo a la extensión global del coronavirus instalan al IBEX 35 en territorio de corrección. El castigo es más intenso en algunos sectores, como el turismo o las líneas aéreas, pero también alcanza de lleno a los bancos, el motor del selectivo español.

La reacción de los inversores contra el sector financiero habría sido mucho más intensa de no haberse conocido el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea respecto al IRPH, pues el dictamen favorece a la banca.

El indicador usado para referenciar las hipotecas no es ilegal, aunque habrá que reclamar caso por caso a cada entidad para dilucidar si hubo comercialización abusiva. Ello reduce significativamente las provisiones que los bancos deberían anotarse en balance. Y también sus pérdidas potenciales.

El segundo banco más expuesto al IRPH de todo el sistema financiero español es el Santander, pero sus acciones no han sacado mucho partido del fallo judicial. En esta corrección, visitaron niveles no vistos desde septiembre de 2016 y ahora rondan niveles técnicos muy críticos.

¿Qué más leer?

Ana Botín aprovecha la crisis del coronavirus para comprar un millón de acciones del Santander

El valor no ha podido con la resistencia de los 3,9-4 euros y ha marcado nuevos mínimos por debajo de los que se vieron el año pasado, en los 3,3 euros. En concreto, “el nivel de mínimos semanal en torno a los 3,15 es la referencia más a corto plazo de soporte”, dice Josep Codina, analista de finanzas.com.

Precaución con los soportes

La situación invita a extremar las precauciones. “Está inmerso en un gran canal bajista que tiene como objetivo los 2,8 euros por acción”, dice José Luis Herrera, analista técnico independiente. En este caso, estaríamos viendo los niveles posteriores al Brexit que la acción marcó en 2016.

La cuestión es que el Santander debe reaccionar cuanto antes porque “la pérdida de los 3,1 euros es peligrosa”, apunta Eduardo Faus, analista técnico de Renta 4 Banco. Si este nivel no aguanta, el objetivo de la caída en ciernes son los 2,65 euros, de acuerdo con su análisis.

¿Qué más leer?

IRPH: Caixabank refleja en el IBEX el alivio de los bancos tras la sentencia

Y Codina también coincide con este diagnóstico en caso de que cedan los 3,1 euros: “Si se pierden iría a buscar los 3 euros y ya después el rango de mínimo de 2016, entre los 2,8-2,6 euros”.

Si logra rebotar desde este nivel, con la presión añadida de nuevas posibles bajadas de tipos por parte de los bancos centrales, como ayer hizo la Fed, “tiene que superar de forma consistente y con intención los 3,40 euros como primera referencia”, considera Codina.

Si lo logra, el Santander quedaría con sesgo positivo pero tendrá que superar los 4 euros para entrar en un escenario lateral. Eso sí, no hay que perder de vista al Banco Central Europeo, cuyas decisiones podrían presionar aún más los márgenes de la banca. 

Los bajos tipos de interés en Europa han hecho mella en todo el sector bancario debido a las bajas rentabilidades. Ahora, "todo apunta a que volveremos a tener medidas por parte de los bancos centrales y se espera incluso que el BCE pueda mover los tipos", dice Sergio Ávila, analista de IG. 

Perspectivas del Banco de Santander
Perspectivas del Banco de Santander. Renta 4 Banco.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.