Renta variable: Avances con dudas

Las buenas noticias macroeconómicas se siguen identificando con la retirada de los estímulos y por ahora el sentimiento no es positivo.

El retraso en el calendario sobre la actuación contra Siria ha podido relajar algo a las bolsas, que ayer digirieron unos datos del PIB americano mejor de lo previsto con modestos avances al final de la sesión. Esto respecto a las últimas jornadas ha sido un cambio, ya que hasta ahora las buenas noticias sentaban mal, y esta vez no han significado recortes al final, aunque si en los primeros momentos. Las buenas noticias macroeconómicas se siguen identificando con la retirada de los estímulos y por ahora el sentimiento no es positivo. Los mercados de deuda han vuelto a actuar como refugio reduciendo sus rentabilidades y por ahora no añaden más presión a la renta variable. El dólar perdió la primera zona de soporte del rango y busca de nuevo el nivel anterior de los 1,3200.

Veremos como actúa la pauta de cierre mensual que suele ser negativa y que además coincidirá con el cierre semanal, por lo que es previsible que el panorama técnico acabe débil y se inicia el mes de septiembre también estacionalmente malo para la renta variable, no presagiando nada bueno. La próxima semana habrá también referencias claves y sensibles para los mercados que seguirán enturbiados con las tensiones sirias.

Los cierres asiáticos han sido negativos y la sesión europea abre con correcciones pese a la recuperación que habían experimentado los futuros nocturnos americanos. Aunque hay pocas expectativas de pueda haber un desenlace en Siria durante el fin de semana también podemos encontrar mayores presiones en cierres de posiciones para no asumir más riesgos de los habituales.

Divisas

El dólar confirmó la pérdida de la zona de soporte de los 1,3300 y ha buscado la zona de soporte de los 1,3200 como siguiente referencia, volviendo a la base del rango anterior, que de momento se mantiene como primer soporte.

La zona de los 1,3300 pasa a ser ahora referencia pivote y de resistencia en el corto plazo con el rango más extendido. Los 1,3400 son la resistencia que si se supera de forma consistente deberíamos buscar niveles en los 1,3500-1,3600. Después el con siguiente objetivo está en la zona de techos del canal en los 1,3800 que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre 1,4000-1,4100 en niveles de 2011. Ahora se han vuelto a debilitar estas opciones.

El nivel de los 1,3200 recobra el protagonismo perdido tras los avances de las últimas semanas registrados después de fallar en superar la zona de resistencia de los 1,3400. Mantenemos el siguiente nivel de soporte en los 1,3100-1,3000 y si se pierde, tenemos como nivel clave el de los 1,2800 como zona que marca la pérdida de las opciones, impulsivas al sesgar el lateral a la baja si llegara a ceder. El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2600-1,2500.

Bolsas estadounidenses

Publicidad
Publicidad

El Dow Jones no pudo consolidar con los avance previos de la jornada la recuperación de los 14.900 puntos y se enfrenta al cierre semanal y mensual con debilidad, sobre todo si se cumple la pauta de final de mes donde ganan las correcciones. El avance acabo siendo testimonial pero conseguía terminar por encima de la apertura de la sesión tras marcar nuevos máximos respecto a la jornada anterior que no pudieron mantenerse. La subida al cierre fue de un 0,11% para acabar en los 14.840,95 puntos. Sigue vigente la opción de la aparición de un patrón de doble techo con opciones de buscar la clavicular si en breve no se recuperan los 15.000 puntos, que pasan a ser ahora resistencia con una extensión hasta los 15.100 para poder validar cualquier tipo de rebote.

Estamos ajustando la zona de soporte en los 14.800-14.900 puntos, pero el soporte a tener en cuenta si volvemos a tener correcciones lo tenemos los 14.700-14.550 puntos con una extensión hasta los 14.450 puntos para mantener sesgos impulsivos dentro de un posible establecimiento de rango lateral. Puede reforzarse este nivel con la proyección de la media móvil de 200 sesiones que está ya los 14.425 puntos y que sigue con pendiente. Esta zona nos marca la clavicular del patrón de doble techo y cederlo debilitaría bastante al situación técnica porque puede suponer buscar objetivos teóricos en los 13.500 puntos con el riesgo de iniciar un escenario bajista. Por ahora este sigue como escenario de menor probabilidad asignada, pero se acerca septiembre y en el año post electoral no suele ser un buen mes estadísticamente para la renta variable americana, además de la resolución bélica del conflicto sirio generando incertidumbre.

Publicidad

En el corto plazo, la primera prueba de la zona de resistencia y de validación de las opciones de rebote está en la superación del nivel de los 15.000-15.100 puntos. Si no pasa de ahí, aumentan las opciones de aparición del posible doble techo con la búsqueda del soporte en la clavicular. La siguiente zona ya nos queda en los 15.500 puntos. Para apostar por más avances hay que buscar la anulación de la opción del patrón de doble techo confirmando el escenario de avances a medio plazo atacando a la primera extensión sobre los 15.700 puntos de forma consistente y buscando la proyección superior del techo del canal. Todavía mantenemos nuestra preferencia por este escenario de fondo a medio plazo si no perdemos las zonas de soporte relevantes, buscando los 16.000 puntos. De momento no se ha logrado superar la zona de los 15.500 puntos de forma consistente y podemos quedar más en rango lateral con los soportes en la zona de corrección del último retroceso significativo sobre los 14.600-14.500 puntos y estos 15.600 puntos como techo del mismo. Perder este soporte entonces sí que activaría el patrón de doble techo.

Bolsa española

El Ibex-35 confirmaba de forma tímida el patrón de agotamiento con el que validaba el soporte extendido, pero también encara con dudas el cierre semanal y mensual, pese haber logrado recuperar los 8.400 puntos, aunque está por ver que se puedan mantener de una forma consistente en la sesión de hoy. De momento se mantiene la zona de soporte de los 8.400-8.300 puntos. Esta primera zona importante es la que nos marca el posible cambio táctico si pasara a perderse por haberse frenado de momento en el nivel clave de resistencia en el corto plazo. Cerraba con un avance del 0,40% y acabó en los 8.432,10 puntos. Por ahora no cuenta con mucho más apoyo que la figura de precios dejada para volver a intentar afianzar un rebote que si no supera los niveles anteriores de los 8.600 puntos nos deja de nuevo dentro de lateral amplio con sesgo negativo como escenario.

Publicidad

El soporte clave, que está en los 8.400-8.250 puntos, busca reforzarse con el apoyo de la media móvil de 200 sesiones que se sitúa sobre los 8.237 puntos. Este nivel tiene que resistir para no debilitar más el aspecto técnico, ya que perder estos niveles sí que puede significar que se acelere la corrección. Después de la media móvil de 200 sesiones tenemos el pivote de los 8.000 puntos de extensión que son los que se encargarían de anular opciones impulsivas próximas si se pierden. Por debajo tenemos la referencia en los 7.800-7.600 puntos para aguantar las opciones de escenarios impulsivos a medio plazo. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que por el momento se mantiene alejada la posibilidad del mismo si acaban por romperse las zonas de máximos anuales de forma consistente.

En el corto plazo, cualquier intento de rebote va a mantener la zona de los 8.500-8.550 puntos como primera resistencia. Además sigue pendiente de superar de forma consistente la resistencia de los 8.600-8.800 puntos, que es la referencia más importante en el corto plazo. Una extensión de avances al siguiente objetivo -situado en los 9.000 puntos- es la que nos activa el posible cambio de escenario a medio plazo con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos y dan la continuidad a un escenario alcista a medio. Por el momento es por el que nos decantamos si se logran superar finalmente los 9.250 puntos ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor en puntos y en plazo temporal que cambiaría de forma significativa las proyecciones a largo plazo para el Ibex. Pero veremos que nos depara septiembre con su pauta estacional poco propicia para la renta variable.

En portada

Noticias de