No se confirman las correcciones, a la espera del cierre semanal

Otra vez en la jornada de ayer mensajes sobre que no se va a iniciar de forma inmediata la retirada de estímulos monetarios en USA.

,Otra vez en la jornada de ayer mensajes sobre que no se va a iniciar de forma inmediata la retirada de estímulos monetarios en USA. Y con Draghi matizando lo publicado sobre la posibilidad de las tasas de remuneración negativas bastaron para que, tras tres sesiones en números rojos, las bolsas repuntaran. Las correcciones han sido, además, bastante reducidas, y ha bastado este avance para que el Dow Jones logre situarse con un nuevo máximo histórico en cierre, por encima de los 16.000 puntos, testimonial, eso sí. Desde luego, para tener más trascendencia técnica tocará ver el cierre semanal de hoy. De momento, parece que las ganas de corregir se frenan rápido y esta situación seguimos siendo más proclives a estar del lado largo.

Los riesgos y las incertidumbres persisten pese a las matizaciones, pero, por el momento, no se demuestran capaces de atacar referencias que hagan plantear posibles cambios de escenarios y estrategias, en el bien entendido que nunca estaremos acertando ni los suelos ni los techos, pues las evidencias las tenemos a posteriori. Lo que nos interesa es no perdernos lo que hay en medio de unos y otros de forma razonable. Y eso sin contar las veces que podemos estar en rangos laterales que no permitan márgenes de maniobra atractivos. El dólar volvía a debilitarse y sigue en disposición de volver a atacar la zona de los 1,3500 y ver las opciones de superar resistencias, y ello en medio del cruce de intereses respecto a las valoraciones de la moneda entre el Banco Central Europeo y la FED.

La jornada de hoy, matizada en su apertura con moderados avances, tras el cierre positivo de la semana en las bolsas asiáticas, acabará buscando la definición con la apertura de Wall Street, con datos y discursos en medio que pueden dar su toque de volatilidad entre rangos contenidos. El dólar logró mantener de nuevo, con las declaraciones sobre el retraso en la aplicación de la retirada de los estímulos, la zona de soporte de los 1,3400, que se amenazaba en los inicios de la sesión. Finalmente, acababa otra vez en las proximidades de los 1,3500, que está buscando consolidar en la sesión de hoy. Por tanto, seguimos dentro de rangos conocidos y sin cambios en los niveles clave.

Dejamos el soporte en los 1,3450-1,3400, la siguiente zona está en el nivel de los 1,3300-1,3220, con un nivel previo sobre los 1,3350. Sin cambios en el siguiente nivel, ya en los 1,3200-1,3150, Después, en los redondos 1,3000, con la proyección de la base del canal de avance y, si se pierde, tenemos como nivel clave, a largo plazo, la zona de los 1,2800, que aún es un escenario que presenta pocas opciones, en tanto que no se ataque la media móvil sobre los 1,3217, y que haya más preocupación por la retirada de estímulos.

Se mantiene como primera resistencia para validar cualquier rebote la zona los 1,3550, a expensas de palabras del Banco Central Europeo. Con su superación, las opciones de retomar un nuevo impulso se incrementan para buscar los 1,3600. Después, la zona de los 1,3700 se queda ahora como siguiente zona de resistencia, pero la más importante está en el techo del canal en los 1,3800-1,3830, cuya superación activa el siguiente objetivo en la zona de altos de 2011, sobre los 1,4000-1,4100.

Publicidad

El SP500 puso fin a tres sesiones de corrección que le han llevado a los soportes débiles, y con el rebote, se vuelve a quedar en puertas de intentar superar los 1.800 puntos, que están como referencia psicológica, pendientes de ser superados en cierres y que le permitiría extender el impulso hasta el siguiente objetivo. Subió un 0,81%, para acabar en los 1.795,85 puntos sin lograra los mismos máximos históricos que si conseguía el Dow Jones con su cierre por encima de los 16.000 puntos de forma testimonial.

Mantenemos ajustado como primer nivel de soporte débil la zona de los máximos anteriores en los 1.775-1.770 puntos, en la proyección del techo del canal anterior superado, y después con la zona de los 1.750 puntos también vigente. El refuerzo es ya mayor sobre 1.725-1.700 puntos, con el apoyo de la proyección de la directriz de avance como soporte sobre los 1.712 puntos, que quedaría como primera prueba de fortaleza frente a una corrección de mayor envergadura, que no hay que descartar por la sobrecompra y el vértigo a los máximos históricos.

Publicidad

El siguiente nivel de soporte, en los 1.680-1.660 puntos, la extensión del mismo hasta 1.650 puntos, respetando el ajuste con los últimos mínimos significativo, y que comienza a contar con el apoyo de la proyección de la media móvil de 200 sesiones, sobre este nivel en los 1.643 puntos. Después tenemos la zona de soporte en los 1.620-1.600 puntos. Niveles por debajo volverían activar los escenarios de entrada, en posible corrección, que no son nuestra apuesta, pero que significarían ir buscando niveles teóricos de retroceso, primero en la zona de los 1.500 puntos y con posibles proyecciones hasta la zona de los 1.400-1.370 puntos, si fuera con mayor intensidad. Por ahora, este escenario sigue contando con baja probabilidad de ocurrencia, especialmente, tras los nuevos máximos logrados.

Si se supera de forma consistente el objetivo de los 1.800 puntos, nos quedan más allá proyecciones hasta los 1.815-1.825 puntos como nuevo objetivo de rango, buscando una posible resistencia de una directriz de avance acelerada perdida, y que su proyección puede ejercer de resistencia, como hizo sobre los máximos anteriores de los 1.725 puntos. Seguimos con el escenario de la tendencia de fondo alcista, y no se verá en situación comprometida, a medio plazo, si no hay ataques a la zona de los 1.600 puntos. Veremos que opciones hay tras el cierre mensual para apuntalar la pauta estacional del final de ejercicio.

Publicidad

El Ibex35 recuperaba, de forma tímida, niveles, al quedarse en puertas de superar los 9.600 puntos, y permite mantener las zonas de soporte y la estructura de consolidación vigente. No nos cambian las referencias técnicas para encarar el cierre semanal que, salvo un gran cambio, nos dejará nuevamente en números rojos. Seguimos en la zona de bajos de la consolidación y manteniendo activa la opción del "throwback" a la línea clavicular de la figura de vuelta mayor, que se mantendría vigente.

No hay ataques a niveles que amenacen la tendencia de fondo, pero eso no nos libra de que la corrección aún pueda seguir progresando, pues aún no hay giros en los osciladores de corto plazo desde la zona de lecturas de sobreventa alcanzada, que nos confirmen las opciones de rebote. Cerró la sesión con un avance del 0,42%, en los 9.599,30 puntos, aguantando los primeros niveles de soporte, a pesar de haber marcado nuevos mínimos, con opciones de buscar la consolidación de este nivel.

Aún por debajo el primer soporte del rango de los 9.650-9.600 puntos, que extendemos hasta el nivel de los 9.500 puntos por la proyección de la canalización del proceso de consolidación, que sigue vigente. Sigue vulnerable la línea clavicular del patrón de vuelta mayor y que, si no se pierde, apoyaría más fortaleza para el siguiente impulso. La referencia clave para el escenario, a largo plazo, está en la zona de soporte, sobre los 9.500-9.350 puntos de esta línea clavicular del patrón de vuelta.

Después, ya la otra referencia en los 9.000-8.800 puntos, en que pueda mantenerse para validar el impulso, en caso de retrocesos más significativos que fueran más allá de la pérdida de esta zona clavicular. La siguiente referencia que nos marca la entrada a un escenario lateral la tenemos en los 8.600-8.500 puntos, que se refuerza con la media móvil de 200 sesiones, sobre los 8.600 puntos. Por debajo tenemos la zona de los 8.000 puntos que, de perderse, son los que se encargarían de anular opciones impulsivas y que nos marcaría un posible sesgo negativo dentro del mismo.

Publicidad

Después tenemos referencias en los 7.800-7.600 puntos y, luego, ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Seguimos con baja probabilidad de ocurrencia otorgada a los escenarios correctivos y manteniendo la estrategia de comprar en las zonas de soporte.

No hay cambios en las resistencias. Sigue como primera zona de resistencia débil el nivel de los 9.830-9.850 puntos. Después, las referencias importantes en el corto plazo, sobre los 9.950-10.000 puntos. Si se rompen los 10.000 puntos estaría la zona de techo del canal de avance original actual, que se sitúa en torno a los 10.250-10.300 puntos como posible extensión. Si se mantienen los soportes claves y se propicia un nuevo rebote, la figura de vuelta mayor quedará confirmada y dejando como objetivo teórico a medio plazo la referencia de los 12.000-12.500 puntos.

Antes tenemos niveles intermedios como siguientes objetivos en las zonas de los 10.500 puntos y, posteriormente, en los 10.800-11.000 puntos como más próximos. Este es el escenario más positivo por el que seguimos apostando, a la espera de la pauta estacional del final de ejercicio, si las incertidumbres del mantenimiento de estímulos lo permiten.

En portada

Noticias de