Las referencias clave del Ibex para mantener el escenario alcista

El Ibex queda pendiente de superar de forma consistente la resistencia de los 8.600-8.800 puntos para mantener las expectativas de avances

La sesión del viernes acabó en positivo mitigando algo las caídas semanales, sufridas especialmente en los índices americanos. La sobreventa y los niveles de soportes tocados dejan abierta la opción a que puedan seguir los rebotes, pero lo cierto es que se han de superar aún niveles claves de resistencias en el corto plazo para que puedan validarse y dar opción de continuidad a los mismos. Europa sigue con mejor posición, pero es verdad que también acumula retraso respecto a Estados Unidos, incluso en sus bolsas más fuertes. Estamos a una semana de entrar en septiembre donde los datos de empleo americanos van a ser la clave, al margen de las tensiones geopolíticas que pueden dar también alguna sorpresa. Sigue preocupando la retirada del QE americano sobre todo a los bonos. Si no hay fuerza económica, las bolsas no podrán recoger el testigo para convertirse en alternativa a la subida de las rentabilidades de la deuda. El dólar se mantuvo en rango finalmente sin perder el soporte más inmediato ni superar la resistencia de los 1,3400 de forma consistente.

Para la sesión de hoy, con el festivo en el Reino Unido, los volúmenes bajaran y la mañana hasta los datos americanos puede resultar aburrida en rangos relativamente cortos. Los modestos avances asiáticos dejan paso a una sesión en Europa con predominio de los números rojos.

El dólar acabo la semana en la zona alta del rango en los 1,3385 y mantiene su resistencia en el nivel de los 1,3400 y su primer soporte sobre los 1,3300. Parece que quiere seguir entre la misma zona en el inicio de la semana.

Se mantiene el soporte débil de los 1,3300 y lo extendemos hasta los 1,3200, ya con más fortaleza ahora. Mantenemos el siguiente nivel de soporte en los 1,3100-1,3000 y, si se pierde, tenemos como nivel clave el nivel de los 1,2800 como zona que marca la pérdida de las opciones impulsivas al sesgar el lateral a la baja si llegara a ceder.

El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2600-1,2500. Por ahora, sigue alejado de este escenario hasta que no se vea un ataque consistente a la zona de los 1,2800 del que seguimos alejados.

Los 1,3400 son la resistencia que, si se supera de forma consistente, debería llevarnos a buscar niveles en los 1,3500-1,3600. Después, el siguiente objetivo está en la zona de techos del canal en los 1,3800, que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre los 1,4000-1,4100, en niveles de 2011. Si se produce, no hay que seguir descartando debilidad en la renta variable americana.

El SP500 subió por segunda sesión consecutiva dando validez a la zona de soporte que mantenemos en los 1.640 puntos. Las lecturas de corto plazo de los osciladores han girado al alza desde la zona de sobreventa con lo que se puede facilitar la aparición de un rebote si aguanta estás zonas de soportes y necesita validarlas buscando cerrar el hueco que dejo en la zona de los 1680 puntos. Subió un 0,39% para acabar en los 1.663,50 puntos.

Publicidad
Publicidad

En el corto plazo, para validar cualquier rebote se tienen que volver a recuperar los 1.670-1.680 puntos. Se quedó sin superar de forma consistente la zona de los 1.700 puntos y, por tanto, se mantiene como primera zona de resistencia importante. Nuevas referencias supondrían extenderse buscando la proyección de techos que arrancaba en la zona de mínimos del año 2009, ahora ya sobre los 1.725 puntos que es el próximo objetivo. De momento, la corrección ha saneando la subida de la sobrecompra y no se castiga la tendencia de fondo que sostiene las opciones de este escenario de avances a medio plazo, que no se pondrá en duda en tanto no se pierdan los 1.620-1.600 puntos. La aparición de un posible doble techo es una amenaza que puede presentarse pero se dejaría atrás con una superación consistente de los 1.700 puntos, que ha de confirmarse con las próximas sesiones avanzando hasta el objetivo para reducir riesgos. Si no, nos obligaría a estar pendientes de la clavicular de la figura entre los 1.560-1.550 puntos.

Seguimos con la zona de soporte ahora activada sobre los 1.650-1.640 puntos en tanto que se refuerza la zona de soporte en los 1.600-1590 puntos. La siguiente en la zona de proyección de los techos en confluencia con el retroceso previo sobre los 1.560-1.540 puntos, buscando la clavicular del patrón de doble techo posible que se refuerza al tener ya la proyección de la media móvil de 200 sesiones sobre este nivel de 1.556 puntos. Después, está la proyección del soporte más fuerte en los 1.500-1.480 puntos para no perder opciones en el impulso acelerado. Perder este nivel sí que nos colocaría en lateral con sesgo negativo y otra referencia de soporte en la zona de los 1.430-1.400 puntos, que es el objetivo teórico del patrón de doble techo apuntado, que si cediese proyectaría búsquedas a los 1.340 puntos abriendo paso ya a escenarios negativos, que por el momento es la opción con menor probabilidad asignada.

Publicidad

El Ibex 35 mantuvo los avances para el cierre semanal manteniendo el nivel de los 8.600 puntos que respeta las expectativas de avances, aunque es una zona de resistencia importante y comprometida por las implicaciones que puede suponer su superación consistente de cara al medio plazo. La primera zona de soporte importante se ha reforzado y es la que nos marca el posible cambio táctico si pasara a perderse por haberse frenado de momento en el nivel clave de resistencia en el corto plazo. Subió un 0,66% y acabó en los 8.686,80 puntos, situándose por encima de los psicológicos 8.600 puntos que tiene que mantener.

Se queda pendiente de superar esta resistencia de forma consistente de los 8.600-8.800 puntos, que es la referencia más importante en el corto plazo. Y el cierre semanal dentro del rango aún le deja opciones para volver a tener un patrón positivo. Una extensión de avances al siguiente objetivo situado en los 9.000 puntos es la que nos activa el posible cambio de escenario a medio plazo con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos y dan la continuidad a un escenario alcista a medio. Por el momento, es por el que nos decantamos si se logran superar finalmente los 9.250 puntos ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor en puntos y en plazo temporal que cambiaría de forma significativa las proyecciones a largo plazo para el Ibex.

Si falla en la superación de la resistencia, tenemos reforzada la primera zona de soporte clave en los 8.400 puntos, que extiende el rango hasta los 8.300 puntos y que debe resistir para no debilitar más el aspecto técnico. Perder estos niveles sí que puede significar una aceleración de la corrección. Después, tenemos los niveles primero en los 8.220 puntos con el apoyo de la media móvil de 200 sesiones y el pivote de los 8.000 puntos de extensión, que son los que se encargarían de anular opciones impulsivas próximas si se pierden. Por debajo tenemos la referencia en los 7.800-7.600 puntos para aguantar las opciones de escenarios impulsivos a medio plazo.

El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que por el momento se mantiene alejada si acaban por romperse las zonas de máximos anuales de forma consistente.

Publicidad
En portada

Noticias de