Trading

El hierro sube en medio de la crisis del coronavirus. ¿Por qué?

La tonelada se cambia este viernes por 86 dólares en Singapur, el punto de referencia internacional. Desde marzo, su valor ha aumentado alrededor del 10%

Producción de hierro en Brasil./ EFE

El coronavirus arrasa con todo. Las bolsas europeas se hunden (el IBEX sufrió ayer la peor caída de su historia); el índice de productos básicos de Bloomberg bajó a 66 puntos, su nivel más bajo desde 1986, y el oro, que al principio de la semana parecía que iba repuntar, cayó este jueves un 4%. En cambio, hay una materia prima que todavía resiste: el hierro.

La tonelada se cambia este viernes por 86 dólares en Singapur, el punto de referencia internacional. Su precio subió antes de la propagación del virus a nivel mundial, e incluso desde principios de marzo su valor ha aumentado alrededor del 10%.

Rio Tinto, Vale o BHP son los grupos mineros que dominan el mercado y, según publica Les Echos, estas empresas extraen una tonelada por menos de 15 dólares, lo que implica que obtendrán millones de ganancias a pesar de la crisis que acecha por esta pandemia.

El diario francés explica que el motivo por el que se da esta tendencia es que, aunque las acerías chinas se sitúan lejos de los focos de la pandemia y han podido continuar su producción, no han tenido acceso ni a los puertos ni a las importaciones marítimas. De esta forma, la demanda en el gigante asiático se ha paralizado.

Infraestructuras dañadas

Otra razón importante que afecta al hierro es que las lluvias torrenciales de Brasil y el ciclón Damien que sopló en Australia golpearon la infraestructura marítima de los dos principales exportadores de este material.

"Las importaciones de mineral de hierro se vieron menos perturbadas por los problemas de demanda interna que por el colapso en los volúmenes entregados desde Australia y Brasil", explicaron los analistas de Citi en declaraciones recogidas por el citado diario. La consecuencia de todo ello es el aumento de la demanda de este mineral.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que estos precios no son sostenibles. Las malas condiciones meteorológicas en estos países terminarán, liberando de esta manera la presión sobre el mercado. Además, hay que tener en cuenta que cuando la epidemia de coronavirus se detenga, la demanda china se reanudará, las acerías se abastecerán en el interior y venderán sus existencias acumuladas. 

Aun así, desde Citi, anticipan que la tonelada estará a 70 dólares durante el segundo trimestre antes de un aumento en los precios hacia fines de año.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.