Trading

El coronavirus empuja a Amazon hasta los 4.000 dólares por acción

Amazon multiplica su base de clientes durante la pandemia de coronavirus. Pero, a diferencia de otras compañías, este crecimiento ya es estructural

Analizamos técnicamente a Amazon hace unas semanas y comentábamos que era factible que se vieran los 3.000 dólares cuando estaba en el nivel de los 2.600.

El valor no sólo alcanzaba esa cifra desde la condición de subida libre que suponía su ruptura al alza de los 2.500 dólares, sino que extendió su avance hasta un  11% más en los 3.344 dólares en los que ha dejado los máximos históricos.

Surgen ahora voces sobre valoraciones extremas, no sólo del propio valor, sino también del resto de los FAANG+. 

La fuerza de los resultados

Amazon ha tenido unas semanas de retroceso que lo llevaban a perder o situarse en el entorno de los psicológicos 3.000 dólares. Pero el jueves, después del cierre de mercado, publicaban sus resultados cuatro de estas compañías (Apple, Amazon Facebook y Google) y todas con crecimientos de beneficios muy significativos. 

Por tanto, al final, los precios descuentan estas expectativas de beneficios que se están cumpliendo con creces.

Por ello, Amazon, con el avance por encima de los 3.150 dólares al cierre semanal, configura una estructura de patrón de continuación que, si se cumple, proyectará un nuevo avance para el valor con posible objetivo teórico en la zona de los 4.000 dólares.

Subida libre

Antes debe que superar con intención y de forma consistente lo máximos históricos de los 3.344 dólares y volver a quedar en condición de subida libre con opción de buscar el techo de su canal actual, que se proyecta en las proximidades de este nivel.

Aunque, como viene siendo habitual, probablemente también tenga alguna dificultad en consolidar o superar la zona de resistencia intermedia de la cifra de los 3.500 dólares.

Sin duda alguna, Amazon se ha convertido en uno de los grandes triunfadores en la pandemia. 

El coronavirus multiplica la base de clientes

Pero, así como otros han podido tener una implantación por la duración de la misma, Amazon no sólo ha incrementado su negocio, sino que ha visto como su base de clientes en múltiples áreas se ha incrementado y con visos de permanencia tras las opciones de reapertura de la economía.

Su crecimiento ha sido global y así lo está recogiendo y de qué manera la evolución de la cotización.

Los soportes para consolidar en el valor son débiles pues apenas tienen referencia. El primero de ellos está en los 2.850 dólares, que testeado en estas últimas semanas en los mínimos intradiarios y en tanto no cedan, se mantiene la estructura del patrón de continuación vigente.

Ceder este nivel el llevaría a hasta los 2.500 dólares de los máximos anteriores, que actuaron de resistencia ya hora son soporte.

Zona de soporte

El rango entre los 2.400-2.250 dólares se convierte en la zona de soporte clave y en el nivel que no tiene que perder para no apuntar a una corrección mayor. Perder estos niveles supondría buscar la referencia más significativa en los 2.050 dólares.

Por debajo de este nivel se queda dentro del rango lateral previo, cuya base es el mínimo que el valor ha visto en la crisis del Covid-19.

Amazon también sufrió en sus inicios hasta que los inversores vieron que se convertía en un jugador esencial por sus servicios tanto de tienda como tecnológico en esta etapa de confinamiento.

Escenario correctivo

Si se perdieran estos niveles, que por el momento es un escenario con mínimas probabilidades asignadas, supondría colocarse por debajo de la directriz actual de avance que canaliza el movimiento del valor.

Y abriría la opción una vez cedidos los 1.600 dólares para buscar los mínimos de 2018 que visitaba los 1.300 dólares.

Esto marcaría el escenario correctivo, que ya indicamos es improbable con la estructura actual y que prácticamente descartamos si entra de nuevo en condición de subida libre y confirma el patrón de continuación.

La sobrevaloración queda descartada

A pesar de los niveles de precios en Amazon, no parece que estemos ante una sobrevaloración, sino que corresponden a las expectativas de crecimiento de beneficios que se proyectan para el valor.

Esto hace que la proyección a la zona de los 4.000 dólares a los que ahora apunta sean de nuevo factibles.

Vista técnica de Amazon desde 2016. JOSEP CODINA
Vista técnica de Amazon desde 2016. JOSEP CODINA

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses