Bolsas: los soportes aguantan... por ahora

La sesión de ayer fue mixta en Europa pero se han recuperado los mínimos alcanzados y Wall Street cerró en positivo. El dólar se movió entre los extremos de su rango una jornada más, acabando en la zona de soporte débil, que hoy amenaza desde la apertura.

La situación de Siria ha complicado el panorama para los mercados. Los incesantes rumores y desmentidos del inicio inminente de hostilidades, en principio de castigo, se suceden y provocan más volatilidad de la habitual con la falta de volumen

De momento, persiste la debilidad técnica, aunque los fondos no han cambiado pues no se han confirmado patrones de vuelta mayores y los primeros niveles de soporte han aguantado el primer envite. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los rebotes por la sobreventa son, por ahora, tímidos y además tenemos cerca el cierre mensual con la pauta negativa de fin de mes. Por tanto, la vigilancia de los niveles debe continuar. 

La sesión de ayer fue mixta en Europa pero se han recuperado los mínimos alcanzados y Wall Street cerró en positivo. El dólar se movió entre los extremos de su rango una jornada más, acabando en la zona de soporte débil, que hoy amenaza desde la apertura. Para hoy, cotiza positivamente el rebote en las bolsas asiáticas y la apertura europea es alcista a la espera de los datos preliminares del PIB americano y las peticiones de subsidios de desempleo que se conocerán sobre las 14:30 horas. 

Bolsas

El S&P 500 acabó subiendo tras buscar el apoyo en los mínimos de la sesión a la zona de soporte de su actual directriz de avance, lo que da validez, por el momento, a la zona de soporte que mantenemos en los 1.630 puntos. Por ahora resiste este nivel, pero el objetivo del patrón de continuación correctivo -sino lo aborta este soporte- nos lleva a la zona del siguiente, que está situada en los 1.610-1.600 puntos. El índice subió ayer un 0,27% para acabar en los 1.634,96 puntos. 

Perdida la zona de soporte sobre los 1.650-1.640 puntos, activamos el siguiente nivel ajustado sobre los 1.630 puntos, en tanto que se refuerza la zona de soporte en los 1.600-1.590 puntos. Pasaremos entonces a la zona de proyección de los techos en confluencia con el retroceso previo sobre los 1.560-1.540 puntos buscando la clavicular del patrón de doble techo posible, que se refuerza al tener ya la proyección de la media móvil de 200 sesiones sobre este nivel de 1.560 puntos.

Después veremos la proyección del soporte más fuerte en los 1.500-1.480 puntos, que si se pierde, nos colocaríamos en lateral con sesgo negativo. Tenemos otra referencia de soporte en la zona de los 1.430-1.400 puntos, que es el objetivo teórico del patrón de doble techo apuntado, que si cediese proyectaría búsquedas a los 1.340 puntos abriendo paso ya a escenarios negativos, aunque de momento es la opción con menor probabilidad asignada.

Publicidad
Publicidad

El S&P 500 a corto plazo

En el corto plazo para validar cualquier rebote ahora se tiene que cerrar el hueco dejado sobre los 1.650 puntos para recupera los 1.670-1.680 puntos. El índice se quedó sin superar de forma consistente la zona de los 1.700 puntos y por tanto ésta se mantiene como primera zona de resistencia importante. Las nuevas referencias supondrían extenderse buscando la proyección de techos que arrancaba en la zona de mínimos del año 2009 ahora ya sobre los 1.725 puntos, que es el próximo objetivo.

De momento la corrección ha saneando la subida de la sobrecompra y no se ha castigado la tendencia de fondo a medio plazo, que sostiene las opciones de este escenario de avances. Un escenario, que por otra parte, no se pondrá en duda en tanto no se pierdan los 1.620-1.600 puntos. La aparición de un posible doble techo es una amenaza que puede presentarse, pero se dejaría atrás si se superan de forma consistente los 1.700 puntos, que podrían confirmarse con las próximas sesiones. De lo contrario, tendremos que estar pendientes de la clavicular de la figura entre los 1.560-1.550 puntos. 

Publicidad

Evolución del Ibex-35 

Tras perder las zonas de soporte en los mínimos de la sesión, el Ibex-35 lograba darse la vuelta y dejar un patrón de agotamiento que le permite mantener la zona de soporte de los 8.400-8.300 puntos, aún vigente. Si se pierde, esta primera zona de soporte importante es la que nos marca el posible cambio táctico. El índice español cerraba con un avance del 0,43% y acabó la sesión de ayer en los 8.398,10 puntos, por debajo, de forma testimonial, de los 8.400 puntos que se han de consolidar en el cierre de hoy para dar validez al patrón de agotamiento.

El Ibex-35 no cuenta, por ahora, con mucho más apoyo que la figura de precios dejada para volver a intentar afianzar un rebote que si no supera el anterior nivel de los 8.600 puntos, nos deja de nuevo un escenario de lateral amplio con sesgo negativo.

Publicidad

A corto plazo cualquier intento de rebote ahora tiene la zona de los 8.500-8.550 puntos como primera resistencia. Además, sigue pendiente de superar de forma consistente, la resistencia de los 8.600-8.800 puntos, que es la referencia más importante en el corto plazo.

Cambio de escenario a medio plazo

Una extensión de avances al siguiente objetivo -situado en los 9.000 puntos- es la que nos activa el posible cambio de escenario a medio plazo con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos y dan la continuidad a un escenario alcista a medio plazo. Por el momento es por el que nos decantamos si se logran superar finalmente los 9.250 puntos ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor en puntos y en plazo temporal que cambiaría de forma significativa las proyecciones a largo plazo para el Ibex. 

El soporte clave que está en los 8.400-8.250 puntos que extiende el rango anterior definido con los mínimos de ayer y ya casi busca el apoyo de la media móvil de 200 sesiones que se sitúa sobre los 8.235 puntos. Tiene que resistir para no debilitar más el aspecto técnico ya que perder estos niveles sí que puede significar que se acelera la corrección. Después tenemos de la media móvil de 200 sesiones queda el pivote de los 8.000 puntos de extensión que son los que se encargarían de anular opciones impulsivas próximas si se pierden. Por debajo tenemos la referencia en los 7.800-7.600 puntos para aguantar las opciones de escenarios impulsivos a medio plazo. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos.

Después los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que por el momento se mantiene alejada la posibilidad del mismo si acaban por romperse las zonas de máximos anuales de forma consistente.

Mercado divisas: Euro/dólar

El dólar buscó la zona alta del rango en los 1,3400 pero sin poder atacarlo, para acabar retrocediendo posiciones a la búsqueda del soporte que ha perdido en la apertura europea de la jornada.

Perforado el soporte débil de los 1,3300 y lo extendemos hasta los 1,3200 con más fortaleza. Mantenemos el siguiente nivel de soporte en los 1,3100-1,3000 y si se pierde tenemos como nivel clave el nivel de los 1,2800 como zona que marca la pérdida de las opciones impulsivas al sesgar el lateral a la baja si llegara a ceder. El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2600-1,2500. Por ahora sigue alejado de este escenario hasta que no se vea un ataque consistente a la zona de los 1,2800 del que seguimos alejados.

Los 1,3400 son la resistencia que si se supera de forma consistente deberíamos buscar niveles en los 1,3500-1,3600. Después el siguiente objetivo está en la zona de techos del canal en los 1,3800 que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre 1,4000-1,4100 en niveles de 2011.

En portada

Noticias de