Trading

BBVA y Santander: Claves para mantener los 10.000

El_nerviosismo_entre_los_inversores_provoca_la_sobreactuación_de_los_mercados_financieros_0

La subida de tensión entre Corea del Norte y EE.UU., o en segundo plano el pulso entre China y EE.UU. de fondo, vale por ahora como excusa para los retrocesos en las bolsas. Para recoger beneficios en EE.UU. con dobles dígitos de beneficios en dos de sus índices Dow Jones y Nasdaq, en tanto que el SP500 los ha perdido esta semana. 

Europa con peor comportamiento acusando también la fortaleza del euro se ha visto arrastrada para acabar con números rojos. En el caso del Ibex35 ha cerrado el hueco dejado con los resultados de la primera vuelta de las elecciones galas al acabar la semana perdiendo los 10.300 puntos y por tanto perdiendo un soporte importante que ha aguantado la consolidación de los últimos meses. Y cómo están técnicamente dos de los pesos pesados como Santander y BBVA para ver si se pone en riegos el siguiente soporte del Ibex que situamos en los 10.000 punto

De entrada, decir que el aspecto técnico del BBVA es mejor que el del Santander, pero respecto a este último hay que recordar que sigue con la digestión de la ampliación de capital para hacer frente a la "adquisición" del Popular que aún suscita muchas dudas y controversias por la forma y el precio con frentes judiciales que se están abriendo.

El BBVA ha finalizado el cierre semanal respetando la actual directriz de avance que sigue vigente desde los mínimos de 2016. Por ahora sigue respetando la serie de máximos y mínimos ascendentes y aunque ha cerrado por debajo de los 7,50€ no ha perdido los mínimos semanales que aún quedan por encima del hueco dejado tras las elecciones francesas. 

Para cerrar esa ventana de soporte debería perder los 7,10€ y este soporte podría extenderse en rango entre los 7,00€-6,80€. Probablemente s tiene este comportamiento estaría lastrando al Ibex a atacar con opciones de perder los 10.000 puntos. El valor en esa zona rompe la proyección ortodoxa de mínimos y máximos ascendentes. Y partir de ahí abre la puerta a atacar la zona de los 6.50€ que el nivel con el que se validaba la figura de vuelta y había actuado como resistencia importante en 2016 y los inicios de 2017. 

En esos niveles con mayorees caídas globales de los mercados supondría atacar la misma zona de compromiso en el selectivo de los 9.550 puntos. Por debajo delos 5,50€ el sesgo es negativo dentro del patrón y podrían volver a activarse las opciones de entrada en un escenario correctivo que por ahora aún seguimos descartando. Este escenario entra en juego por debajo de los 5,00e y atacando los 4,50€.

Si las tensiones geopolíticas se calman y se mantiene estas zonas previas de soporte sin perder los 6,80€. Los rebotes desde estas zonas deberían devolver al valor a la opción de tacar los 8,00€ para seguir con nuevos máximos anuales y buscar los 8,50e de os máximos de 2015 en los 8,50€ y encara los 9,00€ para entrar en un escenario de avances. Entonces el selectivo estaría en condiciones de atacar los 11.500 puntos.

Todos estos escenarios contando también con la complicidad del Santander acompañando los movimientos a cada uno de los niveles de forma simultánea, aunque tal como indicamos presenta un escenario técnico algo más deteriorado.

El Santander con la digestión de la operación del Popular presenta una fase de consolidación más marcadas con máximos semanales decrecientes desde los máximos anuales que suponían la superación de los 6,15€. Ahora también es cierto que no ha cerrado, pero si cubierto ya el hueco dejado tras la primera vuelta francesa. Por tanto, el ataque en cierre semanal a este soporte ya está ahí.

 Además, aunque haya sido una ruptura lateral, el proceso de consolidación también le ha dejado fuera del canal que se mantuvo hasta mediados de julio de mínimos y máximos ascendentes desde los mínimos de 2016. Por debajo de los 5,45€ ya queda expuesto a la siguiente zona de soporte de los 5,25€ que significaría también romper la cadena de mínimos ascendentes y puede buscar ya la zona de los 5,00€-4,85€ donde puede ser un soporte fuerte que defiende aún el nivel clave que en su caso está sobre los 4,15€. Esta es la zona que valido el cambio de escenario actual y que de perderse nos coloca de nuevo con la opción de entrada en escenario de corrección activada ya que por ahora está descartada. Se pondría en jaque atacando los 3,50€ y después los 3,00€.

Por otro, lado si aguanta por encima de los 5,15€-5,00€ las opciones de volver a tener un rebote con el que consolidar un ataque a la zona de los 6,00€ y después por encima de los máximos anuales de los 6,15€ quedan a tiro los máximos históricos del valor sobre los 6,60€ que serían el siguiente objetivo y que su superación dejaría el valor en subida libre con proyección superiores a los 7,00€.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.