Renta variable

Wall Street. Las ventas masivas podrían tener los días contados

El S&P500 se deja un 6,7% desde los máximos de principios de septiembre, pero la historia sugiere que la corrección está a punto de terminar

El miedo a perderse el rally supera al mal de altura en Wall Street.

Las fuertes ventas que han lastrado a Wall Street durante las últimas sesiones, y de las que ya venían avisando los expertos, podrían tener los días contados, según opinan los estrategas de Goldman Sachs y Deutsche Bank.

Desde los máximos que alcanzó a principios de septiembre en los 3.580 puntos, el S&P500 corrige el 6,7% pero parece haber hecho un suelo ligeramente por encima de los 3.300 puntos. En el Nasdaq, las caídas rondan el 11%. 

La naturaleza de estas caídas coincide con lo que ha venido siendo una “liquidación típica” en el S&P500 desde la crisis financiera, dice David Kostin, estratega de Goldman Sachs, solo que a un ritmo más acelerado.

¿Qué más leer?

Wall Street hincha el globo

En el centro de esta debilidad ha estado el posicionamiento en el mercado de opciones, coincide Srineel Jalagani analista de Deutsche Bank, aunque este fenómeno ya se ha normalizado.

"A pesar de la fuerte liquidación de la semana pasada, seguimos siendo optimistas sobre la trayectoria del mercado de valores de los EE. UU. En los próximos meses", escribieron los estrategas de Goldman.

"Desde la crisis financiera, el retroceso típico del S&P 500 del 5% o más ha durado 20 días hábiles y se ha extendido un 7% de pico a mínimo, igualando la magnitud del retroceso más reciente, si no la velocidad".

¿Por qué hay que esperar menos presión bajista?

  • La historia juega a favor. A pesar de estas caídas, en Goldman Sachs confiesan que son optimistas. Desde la crisis financiera, un retroceso típico del S&P500 del 5% o más ha durado 20 días hábiles.
  • Desde máximos a mínimos, esta corrección se ha extendido un 7%. Así que la pauta estaría prácticamente cumplida.
  • Respecto a la ratio put-call, que analiza el número de contratos bajistas en relación con los alcistas, esta relación había caído a mínimos de diez años.
  • Indicaba así una lectura extrema de sentimiento positivo, pero se ha normalizado tras las caídas hasta niveles promedio, dicen en Deutsche Bank. Históricamente, las correcciones en esta ratio han sido duras pero de corta duración.

Con todo, y aún cuando estos datos sugieren que la corrección podría tener los días contados, ambos bancos coinciden en que las elecciones en los Estados Unidos serán ahora el principal factor a tener en cuenta. 

Y es que el resultado es muy incierto.  “Con un volumen sin precedentes del voto por correo, las perspectivas de volatilidad durante el día posterior a las elecciones son altas”, dicen en el banco alemán.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.