Renta variable

Otro año de barbecho para las salidas a bolsa. Solo se salva Línea Directa

De las diez empresas que sopesaban salir a bolsa en 2020 solo una ha confirmado que lo hará, Línea Directa. Las demás esperan tiempos mejores para debutar en el parqué, tiempos en los que el coronavirus solo sea un recuerdo.

Bolsa de Madrid./ EFE

Este será un año de sequía para las salidas al Mercado Continuo, similar al ejercicio anterior en que solo Grenergy Renovables debutó procedente del MAB.

La historia se repite, pero los motivos son distintos. Si el año pasado el parón se produjo por tensiones geopolíticas, crisis comerciales y el Brexit, este año la incertidumbre y la volatilidad que genera en los mercados la pandemia del coronavirus son las que frenan los saltos al parqué.

"Las valoraciones actuales no invitan a que los dueños de grandes empresas decidan reembolsar parte de su participación debido al reducido precio que se embolsarían en contraposición a las valoraciones precrisis. Por otro lado, hay un problema de demanda de los inversores institucionales para invertir ante la volatilidad de los mercados", afirma Victoria Torre, responsable de desarrollo de contenidos, productos y servicios en Singular Bank.

De todas las compañías que barajaban empezar a cotizar en 2020 solo una sigue adelante con sus planes, Línea Directa, según confirmó a finales de marzo María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, entidad propietaria de la aseguradora.

El banco repartirá entre sus accionistas el 82,6 por ciento del capital de la aseguradora, lo que equivaldría a unos 1.184 millones de euros. La compañía espera comenzar a cotizar a finales de año.

No obstante, no se trata de una salida al uso, lo hará a través de un listing y, por tanto, sin necesidad de vender la empresa entre inversores. Según Joaquín Robles, analista de XTB, “se trata de una desconsolidación de la compañía del resto del grupo financiero. La aseguradora ya estaba cotizando a través de Bankinter y ahora la van a separar de la unidad de negocio”.

Marcha atrás

Entre las compañías que estaban estudiando la posibilidad de cotizar y que se lo han pensado mejor se encuentran: Ibercaja, Wizink, Cepsa, Europastry, Soltec, Vips, Burguer King, Tendam y Cabify.

“No apostamos por que ninguna de ellas se estrene en bolsa este año”, afirma Robles. Argumenta que el apetito del inversor por el riesgo que supone la renta variable ha disminuido y prevé que continúe, por lo que “ahora no se dan las circunstancias de mercado para que haya una salida exitosa a bolsa”.

El experto considera que estas compañías esperarán y en función de cómo quede la economía una vez eliminada la pandemia y de cómo resistan la crisis, “las que sean más solventes y las que menos hayan sufrido su impacto se replantearán de nuevo estrenarse en el parqué”.

También Victoria Torre descarta que la mayoría de estas empresas salgan a cotizar este año. No obstante, reconoce que si la situación en los mercados bursátiles se “calma”, podría haber alguna que de el salto al final del cuarto trimestre.

Las que más posibilidades tienen, en su opinión, son Cepsa, siempre que el precio del barril del petróleo vuelva a niveles de 50/60 dólares, y Europastry, ya que opera en un nicho de negocio con sesgo más defensivo, cuyas valoraciones no se han visto significativamente diezmadas.

Ibercaja, aplazar para no perder

Ibercaja ha decidido dar marcha atrás. La entidad aragonesa tenía previsto debutar en bolsa este año obligada por la ley de cajas, pero el Gobierno le ha permitido aplazar su salida hasta el año que viene debido al desplome generalizado de los mercados y a la fuerte caída que ha sufrido el sector bancario.

Y es que la banca está siendo uno de los sectores más vulnerables frente al coronavirus, con un negocio muy afectado por la pandemia, a lo que se suman unos tipos de interés en mínimos, unos márgenes muy estrechos y el peligro de que suba la morosidad. En este contexto, “Ibercaja no podía arriesgarse a salir a cotizar para obtener una mínima captación”, señala Robles.

Ralentización a nivel global

Pero no solo en España los estrenos en bolsa se han visto frenados, la parálisis inoculada por el Covid-19 ha afectado a todo el mundo. “El esperado impulso de la actividad de las salidas a bolsa en el primer trimestre del año se ha visto trucado por el impacto global del coronavirus”, indica el estudio Global IPO Trends de EY.

Establece que entre enero y marzo de este año se realizaron 235 OPVs en el mundo por 28.500 millones de dólares, lo que supone un aumento del 11% y del 89%, respectivamente, si se compara con las cifras del mismo período de 2019. Unas cifras que entonces fueron muy bajas.

Los resultados han sido peor de los previstos y a juicio de Rosa María Orozco, socia responsable de OPVs en EY, “el mercado de salidas a bolsa mundial comenzó con fuerza los primeros dos meses del año, pero las incertidumbres sobre el impacto real del Covid-19 causaron una gran volatilidad en los mercados que hace que cualquier plan de salir a bolsa sea ahora algo realmente complejo dadas las dudas existentes”.

Por regiones, Asia-Pacífico lideró la actividad trimestral con 160 OPVs, que recaudaron 16.800 millones de dólares, seguido de América con 40 salidas por 8.200 millones de dólares y de los mercados de la región que engloba Europa, Oriente Medio, India y África, que concentraron 35 operaciones por 3.500 millones de dólares.

Por sectores, el industrial fue el más activo al recaudar 6.300 millones de dólares en 45 OPVs, y por número de operaciones destacaron los negocios de tecnología, con 40 salidas a bolsa, y salud, con 30.

Pero no todo está perdido, las escasas salidas a bolsa pueden darse la vuelta, ya que, si la economía mundial consigue parar el impacto del coronavirus y si la situación actual no se extiende mucho en el tiempo, “no sería descartable”, según Rosa María Orozco, “ver un repunte de la actividad hacia finales de año”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.