Renta variable

La CNMV levanta la prohibición sobre las posiciones cortas

El organismo regulador levanta la prohibición de posiciones cortas tras dos meses de extrema volatilidad en los mercados

El presidente de la CNMV, Santiago Albella

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) levantará el veto a las posiciones cortas hoy, por lo que se podrán negociar a partir de mañana.

El organismo regulador toma esta decisión después de los contactos mantenidos con otros supervisores europeos.

La CNMV decide levantar esta prohibición tras analizar la evolución del mercado y las circunstancias que motivaron a su adopción y concluye que desaparecieron esos riesgos que hicieron adoptarla.

No obstante, la CNMV recuerda que sigue vigente, a efectos del deber de notificar al organismo las posiciones cortas.

Y establece como nuevo umbral el 0,1% del capital social fijado por decisión de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) con de fecha 16 de marzo de 2020.

Apertura de las economías y rebotes

A medida que la pandemia de coronavirus comienza a controlarse, también empiezan a salir los países y las economías del confinamiento.

Italia comunicó una reapertura total este lunes dentro de la nueva normalidad. 

El país transalpino abrirá bares, comercios, centros comerciales, peluquerías, balnearios y museos entre otros. Además, el 3 de junio se abrirán las fronteras y los turistas no tendrán que guardar cuarentena.

En España, el 70% del territorio se encuentra en fase 1, mientras que en los Estados Unidos, la apertura ya empieza a consolidarse.

Esto se nota en las bolsas, que comienzan la semana con sólidos rebotes, por encima del 1%.

La prohibición arrancó en marzo

Fue el 16 de marzo cuando la CNMV prohibió las negociaciones de posiciones cortas durante un mes. El acuerdo se tomó un día después de la entrada en vigor del estado de alarma.

Dos días antes, el IBEX 35 sufrió la mayor caída de su historia en una sola jornada, al perder un 14%.

En el tercer mes de marzo, el Ibex 35 registró su peor mes de la historia con una caída acumulada del 22% y del trimestre, con un descenso del 29%.

El supervisor justificó adoptar esta decisión debido a la extrema volatilidad que atravesaron los mercados no solo los europeos sino también los españoles provocados por el coronavirus.

Además existía el riesgo que en las próximas semanas continuarán los movimientos desorganizados, señaló en un comunicado el organismo.

No era la única medida que adoptaba la CNMV, que ya prohibió la operativa bajista de 69 valores la semana anterior a la entrada en vigor del estado de alarma.

Los valores implicados eran aquellos líquidos que cayeron un 10% y los ilíquidos que cayeron un 20%.

Nueva prórroga en abril

En abril, la CNMV decidió prorrogar la prohibición debido a que persistían los riesgos y las incertidumbres en los mercados de valores y en la economía provocados por el Covid-19.

También en esta ocasión la CNMV excluyó de esta prohibición, ya notificada a ESMA, las actividades de creación de mercado en los términos previstos en el reglamento europeo y la creación o incremento de posiciones cortas netas cuando el inversor que adquiere un bono convertible tiene una posición neutral en términos de delta entre la posición en el elemento de renta variable del bono convertible y la posición corta que se toma para cubrir dicho elemento.

La prohibición cautelar afectó a cualquier operación sobre acciones o índices, incluyendo operaciones de contado, derivados en mercados organizados o derivados OTC, que suponga crear una posición corta neta o aumentar una preexistente, aunque sea de forma intradiaria.

Qué son las posiciones cortas

Las posiciones cortas consisten en vender un valor en bolsa con la idea de que bajará para luego comprarlo a un precio más barato.

El foco en este tipo de operativas surgió en 2008 y supone una potente arma que puede perjudicar a una compañía, reduciendo su valor, provocando distorsiones en el precio y una gran volatilidad.

Eso ocurrió en 2017 con Banco Popular, que a través de la operativa a corto plazo llegó a perder un 40% de su valor.

Por este motivo, son prohibidas en periodos de inestabilidad.

En la operativa a veces no se disponen de los títulos por lo que es necesario pedirlas en préstamo. Una vez que baje el valor se vuelven a comprar.

Lo utilizan los gestores, pero especialmente los fondos de cobertura, más conocidos como hedge funds, que utilizan estas posiciones para expresar su opinión, mala, sobre un determinado valor.

 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses