Renta variable

El rebote del IBEX 35 se queda a la mitad que sus pares europeos

El IBEX 35 rebota por pura inercia pero quedo lejos de sus homólogos europeos. Agosto se presenta con muchos desafíos pendientes

¿Es alarmante la debilidad del IBEX 35?

El IBEX 35 comenzó el mes de agosto sumido en las dudas. Mientras que el resto de selectivos europeos se anotaron importantes avances de entre el 2,5% y el 3%, el indicador español sufrió para avanzar apenas un 1,5%.

El mercado rebotó por pura inercia, arrastrado solo por el buen tono en Europa, pero ni siquiera ayudaron los buenos datos del PMI de manufacturas. 

Flota en el ambiente una sensación de inseguridad. El arranque insustancial del que normalmente suele ser el mes más flojo del año no es un buen presagio para la bolsa española.

Con los rebrotes del coronavirus moviéndose peligrosamente al alza, y una vez que los resultados y los datos macro confirmaron la magnitud de los daños causados por la pandemia, parece claro que los inversores se han puesto en guardia.

Sentimiento negativo

El sentimiento negativo manda en estos primeros compases de agosto. “No hay volumen, existe gran debilidad, componentes que no atraen la inversión, ni gestores ni inversores particulares parecen mostrar interés alguno por establecer posicionamientos”, dice Javier Molina, portavoz de eToro en España.

Es cierto que la propia composición del selectivo acelera la debilidad. Por ejemplo, los bancos están yendo mal en todos los sitios, y con más de un 20% de peso en el IBEX 35, no se pueden esperar muchos milagros.

¿Qué más leer?

El coronavirus borra en tres meses el 18,5% del PIB español

Sin ir más lejos, el Santander está cotizando en torno a los 1,8 euros, niveles nunca vistos en la entidad desde el año 1992, mientras que el BBVA se mueve en los 2,5 euros, valores no alcanzados desde 1995.

Además, “está claro que los malos datos económicos de España han avivado el miedo a que los rebrotes impliquen que el turismo no se vaya a recuperar en un horizonte razonable”, dice Nicolás López, analista de MG Valores.

Debilidad

A juicio de Joaquín Robles, analista de XTB, la debilidad que exhibe el selectivo sí es alarmante. De hecho, apunta, “no nos extrañan tanto estas caídas, pues lo raro era que el IBEX 35 estuviera por encima de los 7.200 puntos durante tantos meses”.

Si se tiene en cuenta el comportamiento de los dos últimos meses, “el mercado ha estado impulsado por factores cortoplacistas que no se han dado, como la vacuna o la posibilidad de una recuperación rápida y sólida”, dice Robles. Pero estos factores no se han dado.

Lo que realmente ha sostenido a los índices son los estímulos de los bancos centrales, que ya están descontados por el mercado, y “realmente poco se puede hacer”, opina Robles.

Si siguen incrementándose los brotes, "habrá más volatilidad y no nos extrañaría seguir viendo caídas, por lo menos hasta los 6.600 puntos", añade este experto.

Con todo, hay un factor que puede apoyar al mercado, y es el fondo de recuperación europeo, que fue bien acogido por las bolsas, dice Gisela Turazzini, CEO de Blackbird. 

A juicio de esta experta, la situación "no es alarmante". Ahora bien, agosto "es imprevisible", con pocos ctalizadores y poco volumen. Por eso, los mercados habrá que estar atentos a los datos sobre la evolución de la Covid-19. 

Posible corrección en Wall Street

Por si fuera poco, no hay que pasar por alto la posibilidad de que el miedo haga acto de presencia en Wall Street.

En este sentido, los analistas de JP Morgan avisaron sobre el riesgo de una modesta corrección en las próximas semanas si los datos macro no cumplen con las expectativas. Y muchos inversores podrían aprovechar esta excusa para cerrar posiciones antes de irse de vacaciones.

¿Qué más leer?

El PMI manufacturero se recupera en julio y alcanza el nivel más alto desde abril de 2018

Claro que tampoco llegaría la sangre al río. Algunas dudas “se justifican por un contexto macro que se está volviendo confuso, pero no lo suficiente como para plantear objetivos bajistas o una estrategia de inversión defensiva", dicen en el banco estadounidense.

Precisamente por este motivo, también se pueden ver algunos brotes verdes en la bolsa española. Pero con mucha cautela.

“Las noticias negativas ya están sobre la mesa. Hemos visto los datos del PIB y prácticamente los resultados del segundo trimestre”, dice López.

Además, “están ya los rebrotes, y la bolsa ha acusado relativamente estos factores”, apunta este experto. A su juicio, es probable que “las bolsas se estabilicen durante el mes de agosto”.

Motivos para la preocupación

Para Sergio Ávila, analista de IG, “no es una situación a alarmante pero sí es preocupante”. La pérdida de soportes en el Ibex, “no es para nada una buena noticia, más después de haberse enfrentado sin éxito a la media móvil de largo plazo en tres ocasiones y no haber sido capaz de superarla”, apunta.

El problema es que la tendencia del selectivo español es bajista, el haber perdido los 7.061 puntos al cierre del viernes hace que “aumenten las probabilidades de mayores caídas con objetivo 6.520 puntos”, dice Ávila.

Es precisamente en este nivel de los 7.060 puntos donde un posible rebote del IBEX 35 se enfrentaría a la primera resistencia seria.

Pero los inversores españoles tendrán que emplearse a fondo. El miedo es que “siga la propagación del virus y se genera una paralización económica que hasta ahora no se descontaba”, recuerda Robles.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses