Renta variable

Cómo impactará la incertidumbre de los resultados de EE.UU. en el mercado

La volatilidad será elevada hasta que no se conozcan los resultados definitivos, algo que podría ocurrir el viernes. Si el conflicto es llevado a los tribunales, su resolución podría llevar semanas

Biden el día de las elecciones en Estados Unidos.

Llegaron las elecciones presidenciales de los Estados Unidos y, horas después del cierre de los colegios electorales en el país, tenemos ante nosotros un final totalmente abierto, sin ganadores definitivos y con la amenaza del presidente Donald Trump de impugnar el recuento ante el Tribunal Supremo para denunciar lo que, según él, es “el mayor fraude contra el pueblo estadounidense”.

La anticipada victoria demócrata no se ha materializado y el escenario actual abre la puerta a un repunte de la incertidumbre hasta que se conozcan los resultados definitivos (algo que podría llegar el viernes) o hasta que se resuelva el embrollo judicial (si finalmente Trump da el paso), lo que podría llevar mucho más tiempo.

“La incertidumbre puede extenderse durante días o incluso semanas si los resultados se disputan en los tribunales”, avisaba en ese sentido el analista de mercado Adam Vettes, de Etoro, a primera hora del miércoles.

En este contexto, Michael Strobaek, CIO global de Credit Suisse, recomendaba “paciencia”.

 “Nosotros mantenemos nuestro posicionamiento neutral sobre la renta variable por el momento y esperamos a los resultados finales. Aconsejamos a nuestros clientes que no se posicionen en función de resultados posibles”, escribía Strobaek.

De momento, las primeras reacciones del mercado a lo ocurrido en Estados Unidos han sido las siguientes:

  • Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años han experimentado una reversión de 10 puntos, lo que refleja una huida hacia la seguridad que también ha visto subir el dólar estadounidense y bajar los precios del oro.
  • Las acciones cíclicas y de valor, que habían tenido un buen desempeño en los últimos días anticipando un mayor estímulo fiscal de una victoria demócrata, se han estabilizado; mientras que las acciones tecnológicas se han visto impulsadas por la posibilidad de un mejor entorno comercial y un régimen fiscal más bajo.
  • En Europa, los índices acusaban el incremento del nerviosismo y caían con claridad. El DAX perdía un 0,96% y el Euro Stoxx 50 recortaba un 0,95%; mientras que el Ibex 35 y el CAC 40 francés retrocedían un 0,5% y un 0,88%, respectivamente.

Sobre esto, David Kohl, economista jefe de Julius Baer, explicaba que el dólar seguirá fuerte mientras se mantenga la incertidumbre debido a que ejerce de activo refugio. En cambio, una vez que haya Gobierno (de cualquier color), se espera que se aprueben medidas expansivas para impulsar el crecimiento que podrían debilitar a la divisa.

Y es que el paquete de estímulos para impulsar la economía que se quedó en el aire con la celebración de las elecciones es uno de los puntos que más preocupa actualmente a los inversores.

¿Qué más leer?

Trump se proclama ganador y anuncia que irá a los tribunales

Sobre ello, Paul Brain, responsable de renta fija en Newton Investment Management, realiza el siguiente comentario: “Ahora parece poco probable que los demócratas se hagan con el control de las dos cámaras, por lo que aumentan las posibilidades de que el debate sobre el tamaño del paquete de estímulos fiscales se prolongue, lo que sería bueno para los bonos del Tesoro estadounidense y malo para los activos de riesgo”.

El apoyo de las cámaras

Porque, más allá de quién sea el futuro presidente de los Estados Unidos (y cuánto se tarde en conocer el resultado), también preocupa si el futuro presidente tendrá el apoyo de las cámaras, algo que facilitará (o entorpecerá enormemente) su acción de Gobierno (y la aprobación de este paquete de estímulos).

“Un presidente y un Congreso sería positivo para los mercados, ya sea azul o rojo. A los mercados no les gusta la incertidumbre y un presidente con el apoyo del Congreso permitiría una ejecución de políticas más eficaz, incluido un paquete de estímulos. Cualquiera de las Administraciones, apoyada por el Congreso, implementaría políticas para apoyar la economía”, apunta Fabiana Fedeli, de la gestora holandesa Robeco.

Así las cosas, Fedeli apunta las siguientes consecuencias para la renta variable: “A corto plazo, hasta que se despeje la incertidumbre sobre el resultado, podemos esperar que los inversores en bolsa se pongan más a la defensiva”.

¿Qué más leer?

Siemens Gamesa y Vestas se asustan por el posible triunfo de Trump

Asimismo, podría frenarse el buen comportamiento que han registrado algunos activos desde este verano ante la prevista victoria demócrata (que ahora está en el aire). Algunos ejemplos son las acciones y divisas de los mercados emergentes, las energías renovables y los cíclicos.

“También es probable que veamos algún alivio sobre posibles consecuencias de una victoria de la marea roja, como el petróleo o Rusia, que es un país que se espera que incurra en sanciones bajo la administración de Biden”, avisa Fedeli.

“En definitiva, qué lado gane no determinará la dirección del mercado de valores, sino más bien el comportamiento de algunos sectores y, a nivel internacional, la selección de países. Lo que realmente contará es el tipo de políticas implementadas y el impacto en la economía de la evolución del brote de Covid-19”, añade esta experta.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.