Renta variable

China quiere el sitio de Wall Street

China se lanza a ocupar el sitio de Wall Street en la banca de inversión y estudia crear un gigante que supere a Goldman Sachs

China se lanza a ocupar el sitio de Wall Street y busca crear un gigante del tamaño de Goldman Sachs

China se lanza a ocupar el sitio de Wall Street en la banca de inversión y para hacerlo sopesa crear un gigante de 66.000 millones de dólares, más grande que la capitalización de Goldman Sachs.

Bloomberg informa que Pekín se encuentra en el proceso de fusionar sus dos firmas de inversión más grandes con el resto de pequeños operadores para que compitan con las casas más potentes de mundo.

Según personas cercanas a la operación, recoge Bloomberg News, los corredores de bolsa chinos Citic Securities y CSC Financial estudian la viabilidad sobre cómo estructurar el acuerdo de creación con sus accionistas gubernamentales, Citic Group y Central Huijin Investment.

Unas negociaciones que ya están en conocimiento del regulador bursátil chino y la Comisión de Administración y Supervisión de Activos de propiedad estatal.

Un mercado en apertura

La estrategia se encuadra dentro de la apertura de la industria financiera del país que está valorada en 450.000 millones de dólares y Pekín considera que gracias a ese músculo puede plantar cara a Wall Street.

Así, China pretende dar un impulso definitivo a su sector financiero, pero en estos momentos aún no hay garantías de que la operación esté avanzanda, confirman a Bloomberg las mismas fuentes que informaron de la operación.

Pero el deseo de llevarlo a cabo es grande puesto que el propio regulador chino expresó a finales de 2019 que existían las ganas de crear bancos de inversión “tan grandes como el mayor de los portaaviones” y poder competir gracias a la expansión internacional.

Además, el gobierno también quiere incrementar los ingresos estatales con el nuevo banco de inversión. Con él, las tasas a las operativas podrán incrementarse y estas apoyarán a la economía nacional.

El año pasado, la emisión de bonos y acciones y el resto de préstamos bancarios supuso menos de una cuarta parte del total de la financiación china que se eleva hasta los 290.000 millones de dólares.

Unificar el mercado

Otro de los objetivos principales que busca la creación de un gigante mundial de la inversión chino es la unificación de brókers, firmas de inversión y corredores de bolsa.

Al igual que China cuenta con bancos comerciales de gran tamaño, como el Banco Industrial y Comercial, el sector de la inversión está muy atomizado.

Los bancos comerciales dominan el país y poseen también gran peso internacional, pero no ocurre lo mismo con el universo de la inversión. Al poseer hasta 131 casas para invertir, su potencial queda completamente difuminado a nivel internacional.

Se trataría de un corredor de bolsa con el tamaño de las mayores bancas de inversión del mundo

De ahí el deseo de Pekín de promover las fusiones y concentrar el sector con Citic y CSC como cabezas visibles de la operación.

“En comparación con sus bancos y aseguradoras nacionales y sus pares globales, las firmas de inversión chinas son demasiado pequeñas para jugar un papel protagonista en el mercado financiero”, asegura a Bloomberg el analista de Essence Securities en Shanghai, Jian Zhongyu.

Pese a la creación de dicho banco, no se trataría de una entidad de inversión al uso, puesto que no contaría con los servicios que ofrece al cliente un banco de este estilo. Se trataría, principalmente, de un corredor de bolsa con el tamaño de las mayores bancas privadas del mundo.

Wall Street contraataca

Pero la apertura financiera del país también supone que las firmas de Wall Street accedan al sector en China y puedan tomar el control sobre firmas de valores del país, lo que podría llevar al traste la operación si compañías extranjeras toman el control de las cinco casas más grandes del país.

Goldman Sachs o UBS ya sondean el mercado chino y buscan contratar a más de 1.000 banqueros, analistas y comerciales del país para reforzar su presencia no solo en China, sino en toda la región.

De este modo, las grandes casas internacionales quieren ampliar su presencia en el país al lanzarse a la operativa local y la gestión de activos en parcelas como los futuros y los derivados financieros, ya que se reformó el mercado de estos últimos.

Según los cálculos de Goldman Sachs el volumen de estas operativas podría triplicarse para 2016 y alcanzar un valor total de 116.000 millones de dólares.

Así, UBS, JP Morgan Chase y Nomura Holdings ya poseen el control de empresas locales y Goldman Sach y Morgan Stanley, entre otros harán lo propio con el objetivo de sumar para sus beneficios hasta 9.000 millones de dólares más gracias a estas compañías.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses