Renta variable

Activos de riesgo. La alternativa de inversión para el 2020

La renta variable, la deuda high yield y los bonos emergentes pueden convertirse en las mejores oportunidades inversoras en un escenario marcado por la desaceleración económica

Las fusiones y adquisiciones caerán en 2020

La ralentización del crecimiento económico a nivel global esperada para este año debido a riesgos geopolíticos generados por la guerra comercial, la negociación del Brexit, las elecciones en los Estados Unidos y la incidencia del coronavirus convertirá a los activos con riesgo en la mejor alternativa para rentabilizar la inversión en 2020.

Así se desprende del informe sobre Perspectivas y oportunidades de inversión para 2020, elaborado por el equipo de gestores de ATL Capital Gestión de Patrimonios.

El informe establece una caída del crecimiento en el primer trimestre del año, pero sin llegar a la recesión, y una posterior recuperación en la segunda mitad que estará condicionada por los efectos del coronavirus en la economía global, y especialmente en China si se rompe la cadena de valor en los distintos sectores y acaba afectando al consumo.

“Esperamos una aceleración cíclica en la segunda parte del año que lleve a mantener el crecimiento económico global en torno al 3,4 o 3,4%”, afirma Ignacio Cantos, director de Inversiones de Atl Capital.

Reconoce que es difícil de evaluar la repercusión del coronavirus en el crecimiento, ya que todo dependerá de la duración de la epidemia y de su extensión fuera de China. No obstante, señaló que los efectos negativos causados por este tipo de crisis, “suelen recuperarse rápidamente una vez que el problema desaparece”.

¿Dónde estará la rentabilidad?

En este escenario de tipos de interés bajos y de desaceleración económica, los activos de riesgo tanto en mercados desarrollados como en emergentes son los que aportan las mejores expectativas para rentabilizar la inversión este año.

Respecto a la renta fija, la deuda high yield y de los mercados emergentes serán los activos más rentables, en opinión de Félix López, director de la compañía de banca privada.

También ve valor en la curva de tipos americana debido a que estima que los tipos de interés continuarán bajando al final del tercer trimestre.

La deuda pública española estará marcada por la “credibilidad” que aporte el proyecto económico del nuevo Gobierno a Bruselas y a los mercados financieros internacionales, afirma Félix López.

Si el proyecto es creíble o no se sabrá en las próximas subastas de deuda. “Si estas tienen menos demanda de la lograda hasta ahora significará que las cosas no van bien”, señala.

No obstante, en opinión de Jorge Sanz, presidente de Atl Capital, la política en los mercados es cada día “menos importante”, y, haga lo que haga el Gobierno español, nuestra economía seguirá creciendo de forma similar a la del resto de países de Europa. Cree que “España avanza, a pesar de la política, sea esta del color que sea”.

Renta variable

Como ocurrió el año pasado, la bolsa seguirá siendo una inversión atractiva en 2020 y va a “remunerar adecuadamente” los riesgos que se asumen al invertir, aseguró Mario Lafuente, socio-gestor de la entidad.

El comportamiento de los mercados de renta variable estará marcado este ejercicio por tres factores: las elecciones americanas, la actitud de los inversores y los beneficios empresariales.

“Si el crecimiento de beneficios se mantiene sólido, dejará abierto un potencial de revalorización a los mercados de renta variable muy interesante”, asegura Lafuente.

Estima que los resultados empresariales crecerán en torno al 5-6%, frente al 10% que establece el consenso del mercado, y a pesar de que sus previsiones son más precavidas cree que ese nivel “sigue siendo un crecimiento muy sano”.

En bolsa española el valor que más perspectivas de crecimiento tiene este año a su juicio es Inditex. Otro que podría sorprender es Telefónica, siempre que consiga reducir su deuda.

Divisas y petróleo

El mercado de divisas se presentará este año con un dólar más débil frente al euro, vaticinan  los gestores, sobre todo si se produce la esperada bajada de tipos en los Estados Unidos a partir del tercer trimestre. Así, el billete verde podría intercambiarse entre 1,15 y 1,20 euros.

Mientras que el precio del petróleo se moverá en una banda estimada entre los 45 y los 67 dólares el barril de Brent, con un equilibrio entre oferta y demanda.

Con estas previsiones macroeconómicas y de mercados, los gestores de Atl Capital consideran que 2020 ofrecerá buenas expectativas para los inversores, eso sí, siempre que apliquen una estratégica selección de activos, ajusten las carteras a las oscilaciones de los mercados y no tomen decisiones precipitadas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.