Los inversores europeos ponen el foco en los bonos del Tesoro a 30 años

Estos bonos se encuentran en su nivel más atractivo de los últimos cinco años

La perspectiva de victoria demócrata este 3 de noviembre ha hecho que la curva de rendimiento de los Estados Unidos suba hasta tal punto que mantener bonos del Tesoro a 30 años cubiertos por las fluctuaciones en el euro se encuentre en el nivel más atractivo en cinco años, en relación con valores alemanes equivalentes.

Con poco menos de 1 punto porcentual, el diferencial de rendimiento ofrece una prima considerable para los fondos de pensiones y los gestores de activos europeos. El activo seguro alternativo para la mayoría de estos inversores, los bonos alemanes, garantizan una pérdida si se mantienen hasta el vencimiento.

El escenario que se maneja es que un gran estímulo fiscal bajo una presidencia demócrata conducirá a más préstamos, lo que elevará los rendimientos a largo plazo en los Estados Unidos. 

Pero incluso si Donald Trump asegura otro mandato en el cargo y anula esas expectativas, la deuda se recuperará, por lo que el comprar bonos del Tesoro para inversores en Europa seguirá siendo atractivo.

Reunión en el Reino Unido

En el Reino Unido, donde la expansión del coronavirus amenaza con diezmar los puestos de trabajo, Citigroup se encuentra entre los bancos que piden al Banco de Inglaterra que impulse su programa de compra de bonos. El jueves se reúne para decidir la política monetaria.

En Italia, Moody's revisará la calificación del país el viernes. Sin embargo, según Société Générale, el hecho de que S&P Global Ratings elevó la perspectiva nacional a estable a principios de este mes significa que es poco probable un recorte. Una rebaja cercano a un nivel basura sacaría los bonos de la nación de los índices clave, lo que obligaría a los inversores a desprenderse de ellos.

Publicidad
Publicidad

Ventas de bonos

Alemania, Francia, España, Finlandia y Austria venderán casi 23.000 millones de euros en bonos estasemana, según Commerzbank AG. No hay reembolsos hasta el 25 de noviembre, cuando Francia debe pagar 20.000 millones de euros. Los próximos pagos de cupones no están programados hasta mediados de mes en Italia.

 

En portada
Publicidad
Noticias de