Las letras del Tesoro aguantarán en el 3,4% en la primera subasta tras la bajada de tipos 

El Tesoro coloca este martes letras a 3 y 9 meses, en la primera subasta tras la bajada de tipos del BCE. En el mercado secundario, esas referencias cotizan actualmente al 3,4%, por lo que es de esperar que se coloquen en torno a esa rentabilidad

El Tesoro subastará este martes letras a 3 y 9 meses en la primera colocación de deuda soberana española tras la primera bajada de tipos del Banco Central Europeo. 

Dada la relevancia del giro en la política monetaria del BCE (que no recortaba los tipos desde 2016), el mercado está atento a su impacto en la rentabilidad de las letras del Tesoro (en las que han invertido tantos minoristas en el último año). 

Publicidad

A ese respecto, la experta Sofía Antón, directora de Aurigabonos, explica que la mejor guía para poder anticipar el resultado de la subasta es analizar el mercado secundario de letras, donde las referencias que se van a colocar ya están cotizando. 

"En realidad, el Tesoro de España solo tiene 12 letras en el año. Ahora, ha subastado la de junio, a 12 meses. Dentro de 3 meses, esa misma letra será la que coloque en la subasta de 9 meses y, tres meses después, en la de seis. No crea una nueva letra de 9 meses o una de 6 meses. Eso se llama resubastar. Simplemente, el Tesoro crea más importe”, relata Antón. 

La rentabilidad de las letras a 3 y 9 meses, en el 3,4% 

Pero, ¿a qué rentabilidad están cotizando actualmente las letras a 3 y 9 meses que se subastan este martes? 

Según explica esta experta, la de 3 meses cotiza con una rentabilidad del 3,40 por ciento; mientras que las letras a 9 ofrecen un retorno del 3,44 por ciento.  

Eso significa que la rentabilidad a tres meses caerá respecto al 3,58 por ciento de la anterior colocación del mismo tipo, tras la bajada de los tipos oficiales del Banco Central Europeo. 

En cambio, las letras a 9 meses demostrarán fortaleza e incluso subirán los retornos, ya que la última colocación del mismo plazo, celebrada el 14 de mayo, se cerró con una rentabilidad media del 3,42 por ciento. 

Publicidad
Publicidad

Otra pista que apunta en la misma dirección es la subasta de letras que se celebró en Francia el lunes por la tarde (la primera de la zona euro tras el recorte de tipos), en la que el "efecto BCE" no apareció por ningún lado.

En concreto, las letras francesas a tres meses se colocaron al 3,647 por ciento (frente al 3,686 por ciento de la anterior emisión del mismo tipo); mientras que el papel a seis meses se vendió al 3,624 por ciento (respecto al 3,606 por ciento previo); y las letras a un año se cerraron a una rentabilidad media del 3,517 por ciento (comparado con el 3,487 por ciento anterior).

Para Antón, esta reacción del mercado es lógica, teniendo en cuenta el mensaje que ofreció el Banco Central Europeo y su presidenta, Christine Lagarde, la semana pasada. 

Publicidad

Mensaje mixto en el BCE 

En concreto, el BCE bajó los tipos de interés en 25 puntos básicos, pero subió las perspectivas de inflación y ofreció un mensaje bastante ‘hawkish’ en cuanto a la senda de flexibilización de la política monetaria que seguirá a partir de ahora.  

“El BCE va a mantener los tipos en niveles similares a los actuales. El proceso de subida de tipos fue muy vertical porque el objetivo era reducir la inflación. Y, ahora que ya tiene la inflación relativamente encaminada, aunque no del todo, no va a estropear el trabajo que ha hecho este último año y medio realizando una bajada drástica. Tiene que ser gradual. De hecho, las manifestaciones de Lagarde pusieron el acento en que esto va a ser dato a dato y reunión a reunión”, apunta Antón.  

Por ello, Antón descarta que los tipos vayan a volver a niveles del 1-0 por ciento, que eran la norma hace un par de años. 

"Era una situación artificial, provocada por la crisis financiera. Ahora, estamos en otro momento. Con una inflación del 2,5-3 por ciento, los tipos tienen que estar en el 3-3,5 por ciento. ¿Cuándo caerán los tipos por debajo de esos niveles? Dependerá de los datos. Por eso, si vemos algún recorte más en 2024, será a final de año. De hecho, no entiendo la bajada de la semana pasada. La hicieron porque estaba comprometida con el mercado”, añade esta especialista.  

Publicidad

En la misma línea se expresa Maryse Pogodzinski, economista de Groupama AM : “Esta bajada de tipos no se enmarca en dentro de un ciclo de flexibilización monetaria. La próxima decisión dependerá de una multitud de datos y no únicamente de los salarios. Se necesitarán varios meses de datos (antes de tomar una decisión de este tipo), quizá en septiembre”. 

En concreto, Pogodzinski cree que el BCE necesitará nuevos progresos en materia de inflación para reforzar su confianza en que esta volverá a situarse en el objetivo del 2 por ciento en 2025, a más tardar. 

En este contexto, Antón cree que las letras del Tesoro van a seguir siendo una buena alternativa para los inversores particulares conservadores, especialmente teniendo en cuenta que los niveles actuales de rentabilidad permiten cubrir la erosión de la inflación, situada en los mencionados niveles del 2,5 por ciento. 

Actualmente, los particulares tienen comprados unos 26.000 millones de euros en letras del Tesoro, aproximadamente el 36 por ciento de lo emitido, según datos del Banco de España. Se trata de unas cifras a las que hay que añadir los fondos monetarios, que también invierten en este activo. 

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de