Subasta de deuda: las letras a 3 meses resisten con un retorno del 3,584% 

El Tesoro coloca unos 2.000 millones de euros en letras a 3 y 9 meses. Sigue el goteo a la baja de las rentabilidades, aunque las letras a 3 meses aguantan mejor

El Tesoro ha colocado este martes unos 2.000 millones de euros en deuda soberana de corto plazo, en una subasta en la que los intereses de las letras a 3 meses aguantaron mejor que la rentabilidad del papel a 9 meses. 

En concreto, el Tesoro ha vendido 346,7 millones de euros en letras a tres meses con un retorno medio del 3,584 por ciento, lo que supone una pequeña caída frente a los intereses del 3,597 por ciento que se registraron en la anterior colocación del mismo plazo, celebrada el 16 de abril pasado. 

Publicidad

En el caso de las letras a 9 meses, el retroceso de la rentabilidad ha sido algo mayor, aunque tampoco ha supuesto un descalabro. 

En concreto, el Tesoro ha colocado 1.563 millones de euros en papel a 9 meses a una rentabilidad del 3,427 por ciento frente a un retorno promedio del 3,507 por ciento en la anterior emisión del mismo plazo. 

La elevada demanda de letras evita el desplome de las rentabilidades 

Otra característica de la subasta de hoy ha sido la elevada demanda, que se mantiene ante la persistencia de rentabilidades atractivas en este activo caracterizado por su bajo riesgo. 

Específicamente, la demanda superó en 4,85 veces la oferta en el caso de las letras a tres meses (incluso por encima del ratio de cobertura de la anterior colocación del mismo plazo, en las 4,16 veces). 

La demanda también ha sido fuerte en el caso de las letras a 9 meses, aunque no tan espectacular. En concreto, el ratio de cobertura ha sido de 2,11 veces frente a las 2,19 veces de la emisión del 16 de abril. 

Ante esta elevada demanda, el Tesoro ha logrado cubrir su objetivo de captación, situado entre los 1.500 y los 2.500 millones de euros, según ha anunciado la propia entidad en su web

Publicidad
Publicidad

Goteo a la baja de la rentabilidad de las letras 

En todo caso, aunque el interés de las letras a más corto plazo haya mostrado mayor aguante que el papel a nueve, el goteo de las rentabilidades parece imparable a medida que se acerca el primer recorte de los tipos de interés del BCE, previsto para la reunión de junio. 

“En la eurozona, la inflación continúa con su tendencia a la baja, claramente por debajo del 3 por ciento, dando capacidad de maniobra al Banco Central Europeo para realizar su esperado primer movimiento de tipos en el mes de junio”, ha escrito al respecto el equipo de inversión de Portocolom AV. 

Cae la expectativa de recorte de los tipos de interés 

Lo que sí es cierto es que, más allá del primer recorte de junio, las expectativas de bajadas de tipos se han frenado considerablemente tanto en Europa como en los Estados Unidos, lo que ha ralentizado asimismo la bajada de las rentabilidades en la deuda soberana. 

Publicidad

Es decir, que los intereses de las letras caen, pero a menor velocidad y magnitud de lo que estaba previsto a comienzos de año. 

El motivo es la persistencia de la inflación en los Estados Unidos, que está frenando la flexibilización de la política monetaria de la Fed y que podría contagiar al BCE a partir del mes de junio. 

“Tras la solidez de los datos económicos de los Estados Unidos y la firmeza de la inflación, los mercados no prevén una primera bajada de tipos de la Fed hasta noviembre y consideran que el ciclo de relajación finalizará por encima del 4 por ciento, casi un punto porcentual por encima de los niveles que consideramos neutrales”, apunta a ese respecto Thomas Hempell, responsable de estudios macroeconómicos y de mercado de Generali AM. 

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

Publicidad
En portada

Noticias de