El BCE guarda en secreto qué nivel de prima de riesgo le hará actuar a favor de España

Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, reclama prudencia a la banca por el riesgo de repunte de morosidad que traerá la subida de tipos

Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), evita dar una guía clara sobre cuáles son los niveles de prima de riesgo no considerada razonable. "Los niveles que vimos hace 10 años desde luego que no lo eran", explicó durante su intervención este miércoles en el curso de verano de la APIE y la Universidad Menendez Pelayo en Santander.

De Guindos evitó precisar dónde se encontraría la horquilla de actuación de la institución para evitar que se produzca la temida "desfragmentación" de los intereses dentro de la zona del euro, que España sufre en la cotización de los bonos. Explicó que era una tasa que iba evolucionando atendiendo a razones como la liquidez o la evolución de las circunstancias económicas.

Publicidad

Tampoco quiso precisar si con la relajación de las primas que se han visto en los últimos días, tras la reunión extraordinaria del BCE de la semana pasada, las primas de riesgo ya se habrían acercado a los niveles objetivos. Tras el anuncio de hace una semana, los intereses del bono español a diez años han caído del 3,11 al 2,78 por ciento.

La semana pasada, el BCE anunció que reinvertirá los vencimientos del programa de compras puesto en marcha para combatir el coronavirus en evitar la fragmentación de la deuda y también que prepara una herramienta específica para luchar contra la fragmentación.

De Guindos sí avanzó que será distinto a la OMT, que se articulaba a través del MEDE, que fue el programa que se puso en marcha durante la anterior crisis; en la que justo él estaba al frente del Ministerio de Economía, que negoció "el rescate" a las cajas españolas.

Publicidad

Mensaje de prudencia para la banca

En este contexto, Luis de Guindos pidió prudencia a las entidades financieras, aunque no quiso avanzar si en el caso de que el escenario económico se vuelva más complejo exigiría a la banca adoptar medidas adicionales para reforzar su solvencia, por ejemplo, volver a moderar las políticas de retribución al accionista.

"No vamos a ponernos en lo peor" señaló De Guindos, que recordó que el escenario central del BCE es que la zona del euro mantendrá el crecimiento positivo tanto en 2022, como 2023; si bien la inflación todavía será alta.

Publicidad

Así, pronosticó que la subida de los precios ira moderándose tras el verano, pero que eso no impedirá que en el conjunto del año se sitúe por encima del 6 por ciento.

En este sentido, recordó que el BCE ya ha virado su política monetaria para controlar la subida de precios y que elevará los tipos en 25 puntos básicos en julio. Sobre el incremento previsto para septiembre dejó abierta la puerta a que el aumento sea mayor y lo ha condicionado a la evolución de los datos macroeconómicos.

Peio Belausteguigoitia, country manager de BBVA España, la cifró en 50 puntos básicos.

En portada
Publicidad
Noticias de