Renta fija

Alemania seduce en su estreno como emisor de bonos verdes

Los inversores hacen cola para hacerse con los títulos verdes del país tradicionalmente considerado más seguro de Europa. Recibe órdenes por 33.000 millones de euros para una emisión de 6.500

Alemania se estrena con éxito en el mercado de bonos verdes.
Alemania se estrena con éxito en el mercado de bonos verdes.

Alemania ha hecho una entrada triunfal en el segmento de los bonos verdes, este miércoles.

Aunque la rentabilidad de los títulos emitidos por el país se sitúan en negativo (el bono alemán a diez años renta un -0,45 por ciento), los inversores han hecho cola para hacerse con los primeros bonos verdes emitidos por este país, tradicionalmente considerado el más seguro de Europa.

Una amplia demanda

En concreto, Alemania ha recibido órdenes de compra por 33.000 millones de euros, muy por encima de los 6.500 millones de euros a diez años que el Gobierno alemán tenía previsto levantar, según fuentes anónimas citadas por Bloomberg.

Además de esta emisión inaugural, el programa de bonos verdes del Gobierno alemán para este año se eleva hasta los 12.000 millones de euros a través de bonos a diferentes plazos, desde los dos hasta los 30 años.

¿Qué más leer?

Los bonos verdes se adueñan del mercado

De este modo, Alemania se convertirá tras este triunfal estreno en uno de los actores más importantes en el terreno de los bonos verdes, al representar una décima parte del mismo.

Asimismo, lo más probable es que las emisiones alemanas de bonos verdes se conviertan en referencia para el resto de emisores, como ya sucede con la deuda soberana.

La emisión de bonos verdes se ha disparado en los últimos años (sobre todo en Europa), ante la demanda creciente de los gestores de fondos, que buscan activos respetuosos con los criterios ambientales, sociales y de gobernanza, que son cada vez más importantes para algunos clientes.

Un mercado al alza

El año pasado se emitió deuda verde por un total de 263.000 millones de dólares, una cifra que destaca respecto a los casi 1.000 millones de dólares emitidos hace una década, según cifras de Moody's.

Además de Alemania, otros países europeos han dado ya el paso en este terreno como Francia, Polonia, Irlanda y Países Bajos. Esta misma semana fue también el turno de Suecia.

¿Qué más leer?

El BCE podría ampliar su programa de compra de bonos

En el caso de España, el Tesoro se ha visto obligado a retrasar sus planes para estrenarse en este mercado este año debido a la pandemia de coronavirus (que ha retrasado la aprobación de los presupuestos), tal y como anunció el director general del Tesoro, Pablo de Ramón-Laca, en el foro ISR organizado por INVERSIÓN en el mes de junio.

Sin la irrupción del Covid-19, la hoja de ruta inicial del brazo de financiación del Estado era poner en circulación, a través de varias subastas, hasta 10.000 millones en este tipo de bonos a partir del tercer trimestre de 2020. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses