Productos básicos

El euríbor arranca agosto con nuevas caídas

El euribor comienza el mes con nuevos descensos entorno al -0,336%

El euríbor cerrará en niveles de hace un año

¿Qué más leer?

El euríbor mete más presión a los bancos con un nuevo mínimo

El euríbor, el índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas, comienza agosto manteniendo la misma tendencia que lleva desde junio: a la baja. 

Así, el euríbor comenzó agosto marcando un -0,336%, por debajo del -0,333% que marcó el último día de julio. El indicador lleva desde la última semana de julio marcando valores entorno al -0,30%.

  • La tasa mensual del euríbor para agosto se sitúa en el -0,33%.
  • De cerrar así, se situaría en valores muy similares al cierre del año pasado, cuando lo hizo en el -0,35%.
  • El euríbor seguirá aliviando a los hipotecados, con cuotas muy bajas, mientras que presionará los márgenes de los bancos.
  • Las previsiones que se manejan es que el euríbor permanecerá en negativo varios años más, por lo menos, hasta finales de 2022. Para este año, el índice terminará en torno al -0,20% en el escenario central, mientras que en el pesimista lo sitúan más cerca del -0,30%.

En julio, el euríbor cerró en el -0,276%. Con el dato de julio ya son 54 los meses en los que el euríbor lleva en negativo, una tendencia que parece que se va a mantener en los próximos meses. 

"En estos momentos el indicador está en su propia montaña rusa, pero siempre dentro de los niveles negativos. No creemos que en lo que queda de año se acerque a cero a no ser que haya un cambio radical en la política económica del Banco Central Europe (BCE)", apunta Simone Colombelli, responsable de hipotecas de iAhorro.

Vaivenes del euríbor

El euríbor ha vivido en una montaña rusa desde principios de año, justo coincidiendo con el estallido de la pandemia. 

La falta de una respuesta contundente del BCE en torno a los spreads de la deuda periférica a principios de marzo, más la tensión en el interbancario y a unas condiciones muy ventajosas en la inyecciones de liquidez para la banca presionó al alza al índice.

Así cerró mayo en el -0,08%, su nivel más alto desde febrero de 2016.

No obstante, la recarga del programa de compra de deuda del BCE, con 600.000 millones de euros más, fue motivo suficiente para que el euríbor volviera a las caídas. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses