Desplome bursátil: cuando perder un 3% es una gran victoria

El mal momento del mercado, con desplome bursátil incluido, lleva a los expertos a apostar por ganar liquidez como mejor salvaguarda frente a la volatilidad. Duración: 20 min

  • 00:00 Introducción
  • 01:43 El desplome bursátil
  • 03:06 China e Inglaterra, versos libres
  • 05:17 Operar en el mercado bajista
  • 08:13 Atentos a los resultados
  • 09:22 Pautas para reconstruir carteras
  • 15:37 El mercado inmobiliario

Crónica relacionada con el podcast

Los grandes índices bursátiles acumulan pérdidas de cerca del 20 por ciento. Y, aunque hay valores de referencia que sumaban ganancias al cierre del primer semestre, como Telefónica, las bolsas cerrarán el tercer trimestre con recortes en su cotización respecto al 1 de enero, la liquidez sigue siendo una de las mejores opciones para los inversores.

Principalmente porque, a pesar de que la inflación sea un activo negativo con los actuales niveles de inflación, las opciones alternativas de inversión pueden ser aún más dañinas para las carteras.

Publicidad

"Mi misión siempre es preservar capital, entonces, para preservar capital tengo que anticipar aquellos acontecimientos de mayor riesgo que puede traer el mercado, minimizando los daños", explicó el experto en gestión de family office, Alfonso Escárate, a su paso por el podcast de finanzas.com.

"En un escenario actual del -20 por ciento, estar en un -3 o -4 es un escenario muy positivo en cuanto al resultado con respecto a los índices. No es positivo en cuanto a los dueños del dinero, claro, pero en un año tan complicado como este, donde solo puedes ganar dinero con un activo, el dólar, el resto es perder", añadió.

Por ese motivo, Escárate reincidió sobre un mensaje muy extendido entre los expertos que están visitando los estudios de finanzas.com durante el mes de septiembre.

Publicidad
Publicidad

Hay que esperar pacientemente al momento idóneo para volver al mercado, y este no llegará antes de 2023.

Liquidez hasta que llegue la recesión

En su repaso a la actualidad de mercado, Escárate reveló que lleva "en un nivel de liquidez bastante elevado" desde agosto del año pasado, y que ahora, a pesar de esperar un cierto rebote a corto plazo "simplemente por la sobreventa" de activos, a largo plazo sigue viendo grandes incertidumbres en el mercado.

El experto, por tanto, consideraba que no será momento de entrar de forma decidida en renta variable "hasta que nos digan que estamos en proceso de recesión", porque hasta que no se declara ese momento, "las bolsas no tienden a recuperarse".

Calcular cuándo se producirá ese punto de inflexión de forma oficial, matizó Escárate, podría resultar algo frívolo, pero sí hubiera que dar una fecha aproximada, podría ser "entre el primer y segundo trimestre del año".

"Ahí yo creo que entraremos en una cierta normalización, si no hay ningún inconveniente político", señaló el gestor.

Publicidad

Activos para minimizar los daños, y trampas a evitar

Hasta que llegue ese momento de regreso decidido al mercado, al menos, Escárate sí concedió la posibilidad de que algunas opciones de inversión puedan minimizar los daños causados por el actual contexto de inestabilidad económica y tensión geopolítica.

Los bonos a corto plazo, o letras, que hasta ahora no resultaban de interés dados sus rendimientos negativos, sí ofrecen ahora oportunidades interesantes, apuntó el experto.

La apuesta por el cambio de divisas, a pesar de que al euro puede quedarle "algo más de recorrido" a la baja respecto al dólar por la mayor agresividad de la Fed frente al BCE, también es un activo "en el que se puede estar", a ojos de Escárate.

"Y en el corto plazo, bueno, sigo sorprendido con que el oro siga cayendo, yo creo que estamos en un nivel en el que sí que puede tener un poquito de subida", agregó.

Publicidad

El gestor de family offices, aun así, recalcó que ni siquiera la política de dividendos es una estrategia fiable en estos momentos.

Sobre todo, porque si la crisis de 2008 enseñó algo, es que "daba igual que la compañía fuera muy buena, que estuviera muy barata, que tuviera buenos resultados o que pagara mucho dividendo, cuando el mercado tiene miedo, huye".

"Entonces, nosotros tenemos que ser cerebrales, y esperar nuestro momento", concluyó el experto.

El responsable de varias sicavs, además, dejó otra muestra de la clara estrategia de protección que lleva aplicando el último año, al revelar que apostó por reducir la cartera inmobiliaria.

"Llevamos vendiendo todo el año. Estamos en un punto, no de burbuja, pero donde la subida de tipos nos va a hacer que la financiación sea mucho más cara, y eso nos va a llevar a que determinados activos puedan sufrir", apuntilló Escárate.

Publicidad
Las pautas de finanzas.com

Nuestros boletines son valiosos para inversores y líderes financieros. Denos la oportunidad de demostrárselo. Si le decepcionamos: cancele, sin más.
Gracias por su confianza.

En portada
Publicidad
Noticias de