Cómo puede una comunidad rebajar la factura de la luz a sus vecinos

Los fondos europeos para la rehabilitación de viviendas son un instrumento muy útil para rebajar la factura de la luz y el gas e incrementar el valor de los inmuebles. Duración: 30 min

● Los podcasts de finanzas.com también están disponibles en tu app favorita: Apple | Google | Ivoox | Spotify | Youtube

Publicidad

Crónica relacionada con el podcast

Ante la escalada de los precios de la energía provocada por la alta inflación y la invasión rusa de Ucrania, muchas comunidades de vecinos y viviendas unifamiliares se preguntan cómo rebajar la factura de luz y el gas de cara a los próximos años.

Y la respuesta puede no pasar exclusivamente por un recorte en los gastos, sino también por una inversión que, a la larga, permita el ahorro mediante la mejora de la eficiencia energética.

Así lo explicaron Carmen Urraca - directora de fondos europeos en Banco Sabadell-, y David Paramio -director general en Agentia Rplus-, a su paso por el podcast de finanzas.com.

Un paso por los estudios de la casa que ambos expertos aprovecharon para desgranar las ayudas de la Unión Europea a la rehabilitación de edificios.

Publicidad

Ayudas que, en algunos casos, "pueden oscilar desde los 6.100 euros por vivienda, hasta los 18.800 euros por vivienda".

El apoyo de los fondos europeos para acometer una reforma

Tal y como explicó la directora de fondos europeos de Banco Sabadell, Carmen Urraca, uno de los objetivos de la Agenda 2030 promovida desde Bruselas pasa por rehabilitar 1,2 millones de viviendas. O lo que es lo mismo, 300.000 viviendas por año.

Urraca apuntó que la fijación de este objetivo está contribuyendo al despliegue de unas ayudas "que son muy importantes", porque nunca antes hubo contribuciones que permitan subvencionar, en ciertos casos, hasta el 80 por ciento de un proyecto comunitario de reforma.

Publicidad

Así, un proyecto de rehabilitación de un edificio que pudiera presupuestarse en cerca de un millón de euros, podría optar a una subvención de hasta 800.000 euros, de acuerdo con los expertos.

Una rebaja del montante total que, según argumentaron Urraca y David Paramio, al dividirse entre la media de 35 a 45 viviendas que ocupan un edificio en las grandes ciudades, y teniendo en cuenta el ahorro energético, "puede dejar casos donde haya un coste cero".

Publicidad

Por esa razón, la directora de la entidad financiera y el director general de Agentia Rplus incidieron sobre la necesidad de que las comunidades de propietarios se informen, y sepan "la gran oportunidad" que se les presenta de cara a los próximos años.

"Es una gran oportunidad porque las ayudas que existen, sí que es cierto que están limitadas en el tiempo, y que se necesita un acuerdo en la Junta de Vecinos, contratar agentes intervinientes como puede ser una dirección de obra, una constructora... Pero al final el resultado es positivo", detalló Paramio.

"Es positivo porque, al final, se reduce la factura energética. Pero ese vecino también tendrá unas deducciones fiscales por realizar esa intervención, que son importantes, y al final, también tendrá una vivienda en la cual se incrementa el valor patrimonial", añadió.

Rebajar la factura de la luz mediante la mejora de la envolvente del edificio

Para poder optar a estas ayudas, Urraca y Paramio especificaron que los proyectos de reformas deben contribuir a mejorar la eficiencia energética del edificio.

"Las ayudas van en función de ciertos porcentajes. El mínimo exigido es un 30 por ciento del ahorro de energía", matizó la ejecutiva de Banco Sabadell.

Publicidad

"Puede haber porcentajes de ayuda desde el 40 por ciento hasta el 80 por ciento, dependiendo del ahorro de energía conseguido con esa actuación", añadió.

Es decir, que tal y como describió Paramio, cuanto mayor es la actuación que se realiza en un edificio, más compensa esta, y más ayuda reciben por ella sus vecinos.

Algunos ejemplos de posibles intervenciones en la composición de un edificio que el experto citó son la mejora del aislamiento térmico de su fachada, o de la cubierta del edificio, así como la actualización de carpinterías exteriores como puertas y ventanas.

"Hemos hecho un experimento en el que con una actuación de poner un aislamiento de entre 8 y 10 exterior y cambiar la carpintería, en muchos casos, hasta incluso no es necesario poner la calefacción", aseguró el directivo de Agentia Rplus.

Publicidad

Unas intervenciones de mejora de la eficiencia energética, asimismo, que podrían servir como preludio de una reforma integral de las propias instalaciones de calefacción del edificio, pero también como paso previo a otras obras que pueden contar con subvenciones, como las de mejora de accesibilidad mediante la instalación de un ascensor.

Las pautas de finanzas.com

Nuestros boletines son valiosos para inversores y líderes financieros. Denos la oportunidad de demostrárselo. Si le decepcionamos: cancele, sin más.
Gracias por su confianza.

En portada

Noticias de