Trading: ¡Qué Trump no nos fastidie las vacaciones!

trump aranceles 630

Tradicionalmente en el mes de agosto los inversores y operadores de los mercados financieros tienden a tomarse sus vacaciones. Normalmente durante esas fechas el volumen de transacciones en los mercados financieros baja junto con la volatilidad. Al haber menos participantes del mercado, hay menos operaciones, pero al mismo tiempo se debe tener cuidado debido a que cualquier noticia mala o buena puede ocasionar movimientos exagerados en los precios por la poca liquidez. Cuando hay poco volumen de transacciones, por ejemplo durante las vacaciones de verano o durante los días festivos, hay ciertos instrumentos que se quedan muy quietos, pero recordemos que al haber poca liquidez, los mercados se pueden mover rápidamente y los precios pueden crear gaps.

Los gaps se crean precisamente por la falta de una contraparte en cierto nivel para que se concrete la transacción. Recordemos también que para cada vendedor debe haber un comprador (y viceversa) para que haya una negociación. Si no hay una contraparte, entonces el precio salta al próximo nivel donde haya alguien dispuesto a vender o comprar a ese precio. Por lo tanto, aunque la temporada veraniega suele ser tranquila y sin muchos movimientos, es importante tener en cuenta que cualquier noticia relevante puede causar movimientos inesperados mientras tratamos de descansar.

Para cubrirse de la alta volatilidad en los mercados financieros durante la temporada de verano, algunos inversores deciden congelar sus posiciones hasta que vuelvan a sus oficinas o modifican su portafolio de inversión para reducir la exposición a activos de alto riesgo. Por lo tanto, es posible que aumente la demanda de los activos refugio como el oro, el yen y los bonos soberanos, que son usados por los inversores para cubrirse de la alta volatilidad e incertidumbre. No obstante, en las próximas semanas van a continuar los reportes de beneficios empresariales y eso también podría crear alta volatilidad en los mercados antes del receso de agosto.

La idea es encontrar un equilibrio en nuestras inversiones durante la época de verano para no quedar demasiado expuestos en instrumentos de alto riesgo. Sin embargo, para este año tenemos los temores y efectos de la guerra comercial iniciada por Estados Unidos y es posible que los inversores tomen medidas adicionales de precaución. El dólar, que tuvo una buena tendencia alcista en las últimas semanas, cae fuertemente frente al yen y demás contrapartes después de que el presidente Donald Trump expresara su inconformidad con la reciente subida del billete verde. Al mismo tiempo, la reunión del G20 no logró poner de acuerdo a los principales líderes financieros globales en como contrarrestar los efectos negativos que los aranceles de Trump están teniendo sobre la economía mundial.

Evidentemente uno de los factores más importantes a tener en cuenta durante estas vacaciones de verano es que las decisiones de Trump le pueden aguar la fiesta a cualquiera en cualquier momento. De hecho, sobre el gráfico diario del índice del dólar, cortesía del broker de Forex y CFDs ActivTrades, podemos ver la alta volatilidad que ha creado Trump con sus comentarios sobre la fuerza del dólar. El índice deja una falsa ruptura por encima del 95,00 durante la sesión del viernes y cae hasta el 94,00. Es posible que el 94,00 actúe como soporte junto con el EMA de 55 días (línea morada), pero de romper esa zona a la baja, su próximo soporte podría ser el 93,00 por donde se encuentra su EMA de 200 días (línea azul).

Alexander Londoño, Analista Colaborador de ActivTrades

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.