Sin salvación

La Bolsa española no encuentra cura. Un día más, el mercado español se ha decantado por los números rojos y se ha dejado por el camino el 2,51 % y el nivel de los 8.400 puntos (8.314,50) pese a la leve mejoría que ha registrado el petróleo.

Con la caída que suma hoy, la Bolsa española acumula ya unas pérdidas anuales del 12,88 %, y tres sesiones consecutivas a la baja en las que se ha dejado casi un 6 %.

La pequeña tregua que ha dado la evolución del precio del crudo también ha pasado sin pena ni gloria por los mercados europeos, donde Milán ha retrocedido el 2,85 %; Fráncfort, el 1,53 %; Londres, el 1,43 % y París, el 1,33 %.

El ánimo negativo también se ha trasladado a Wall Street, que en un primer momento se decantó por las ganancias, celebrando datos mejor de lo esperado sobre el mercado laboral de EEUU, donde el sector privado creó en enero, 205.000 nuevos puestos de trabajo, unos 10.000 más de lo que esperaban los expertos.

Aunque el mercado de EEUU comenzó con ganas, poco después la corriente negativa que circulaba con fuerza por Europa consiguió saltar hasta el otro continente.

Aquí en España, los inversores también han estado atentos a la situación política, ya que el socialista Pedro Sánchez recibió ayer el encargo de Felipe VI de ser candidato a presidente del Gobierno español.

Sánchez ha comenzado hoy la ronda de contactos con todas los partidos para sacar los apoyos necesarios que le permitan ser presidente del Gobierno.

A la espera de que finalmente se constituya el Ejecutivo, los inversores también han conocido varios datos macroeconómicos como el del sector servicios, que ha seguido creciendo en enero, aunque ritmo más débil.

Igualmente, la confianza del consumidor español ha disminuido en enero, tal y como se ha conocido hoy, una sesión en la que las pérdidas han vuelto a tomar fuerza.

En el plano empresarial, BBVA ha publicado hoy sus cuentas de 2015, cuando ganó 2.642 millones, el 0,9 % más, por encima de las previsiones del mercado.

Pese a ello, el banco ha caído el 2,16 %, en línea con el resto de entidades financieras.

La banca ha sido uno de los sectores más afectados en esta jornada, afectados también por el empeoramiento que ha llegado a sufrir el mercado de deuda, donde el rendimiento del bono español se sitúa en el 1,555 %.

De vuelta al mercado nacional, además de BBVA, el resto de grandes valores del IBEX 35 ha cerrado en números rojos; Banco Santander ha perdido el 4,07 %; Telefónica, el 3,23 %; Inditex, el 2,18 %; BBVA, el 2,16 %; Iberdrola, el 1,07 % y Repsol, el 0,54 %.

La mayor caída del IBEX 35 ha sido para Sacyr, con un descenso del 6,39 %, mientras que por el contrario, Acerinox ha sido la que más ha subido, el 4,68 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.