Sin novedad

La caída en bloque del sector bancario ha propiciado hoy el retroceso de la bolsa española, que ha perdido el 0,56 por ciento y se ha quedado a las puertas del nivel de 8.600 puntos.

Sobre, a través y por debajo de esa empalizada numérica se movió en esta jornada la bolsa, que veía cómo los "indios" atacaban sin mucha motivación.

No era para menos, pues Wall Street acobardaba: estaba pletórica porque había conseguido en la víspera un nuevo máximo histórico (18.900 puntos) con la ayuda del alza del petróleo.

Con estos antecedentes comenzó la incursión bursátil en esta sesión, en la que se probaron armas de eficacia limitada pero suficiente para decidir el resultado de la contienda.

La más útil consistió en la publicación por firmas de inversión de opiniones negativas sobre algunos bancos estadounidenses, lo que afectó a las entidades europeas, sobre las que penden otras incertidumbres, como la situación del mercado de deuda (la prima de riesgo española subió a 125 puntos básicos, nivel de mediados de julio).

Por contra, las defensas se apuntalaron con la habilitación de las ayudas europeas a España, el repunte del barril de petróleo Brent a 47,6 dólares, aunque aumentaran las reservas semanales estadounidenses, o la caída del euro a niveles de diciembre pasado (se cambió a 1,066 dólares).

Al final de la sesión, la muralla quedó prácticamente intacta y preparada para recibir una nueva oleada de belicosos guerreros, decididos a terminar con la entrega diaria de un episodio cuyo argumento esencial se repite.

De esta manera, el principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, bajó 48,6 puntos, el 0,56 por ciento, hasta 8.638,5 puntos básicos. En el año pierde el 9,49 por ciento.

En Europa, París cedió el 0,78 por ciento; Milán el 0,73 por ciento; Fráncfort el 0,66 por ciento y Londres el 0,63 por ciento.

Todos los grandes valores bajaron: Iberdrola cedió el 1,2 por ciento; Banco Santander, después de comprar todo el capital de su gestora de fondos, el 1,08 por ciento; Inditex el 0,72 por ciento; BBVA el 0,52 por ciento; Telefónica, tras vender Telefé, el 0,21 por ciento y Repsol el 0,2 por ciento.

Los bancos encabezaron la lista de caídas del IBEX: Caixabank el 2,42 por ciento; Banco Popular el 2,29 por ciento y Banco Sabadell el 2,21 por ciento. De las once compañías con ganancias el primer puesto correspondió a Cellnex, que subió el 2,4 por ciento.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.