Rosiña: si la Junta dejara de operar con Liberbank no ayudaría a una solución

La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, ha considerado hoy que si la Administración regional tomara la decisión de dejar de operar con Liberbank, como consecuencia del cierre de 33 sucursales locales en la provincia de Cáceres, no ayudaría a encontrar una salida a este problema.

"La Junta de Extremadura está en la búsqueda de soluciones y, por tanto, un posicionamiento de esas características que usted me pregunta no vendría a buscar la solución, vendría a todo lo contrario", ha manifestado Gil Rosiña en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Gil Rosiña, que ha sido preguntada por si la Administración regional dejaría de operar con Liberbank, ha pedido "calma y sosiego".

La portavoz del Ejecutivo regional ha pedido diferenciar "entre lo que es una medida de apoyo de otra cosa" y ha mostrado su respeto hacia lo que quiera hacer cada mandatario local.

Los alcaldes de los municipios afectados por el cierre de oficinas locales anunciaron la semana pasada que si Liberbank no rectifica esta decisión, dejarán de operar con cuentas de este banco.

A Gil Rosiña le parece "muy bien" que los alcaldes protesten y el "papel importantes" que están jugando en este asunto las dos diputaciones provinciales

La Junta, que no tiene competencias en este tema pero sí "opinión", ha aclarado su portavoz, está contribuyendo en la búsqueda de soluciones a un problema que les preocupa.

En este sentido, ha señalado que la vicepresidenta y consejera de Hacienda, Pilar Blanco-Morales, está manteniendo las conversaciones pertinentes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.