Respiro para los fabricantes de coches: llegan los semiconductores

La propia ralentización de la economía reduce la demanda de chips y permite que las fábricas vuelvan a producir al tope de su capacidad

La crisis de semiconductores que ha puesto contra las cuerdas a los fabricantes de coches durante dos años da síntomas de reconducirse. Al menos, por el momento. 

Mercedes Benz, Daimler y BMW se encuentran entre los productores que actualmente están recibiendo los suficientes componentes de alta tecnología como para producir en toda su capacidad, a diferencia de meses atrás, cuando su producción se vio gravemente alterada por la falta de componentes. 

Publicidad

Esta recuperación se produce antes de lo que las compañías habían previsto y marca un punto y aparte para una industria que se enfrenta al frenazo de la economía, la inflación y la transición hacia el vehículo eléctrico. 

Los fabricantes de coches no tiran las campanas al vuelo 

Pero, aunque celebran la cierta normalización de los suministros, los fabricantes aún no tiran las campanas al vuelo: “Estamos monitorizando la situación semana a semana pero, por el momento, no tenemos ningún problema de producción en ninguna parte del mundo” según Joerg Burzer, responsable de producción y gestión de los suministros de Mercedes. 

Todavía se aprecian algunos problemas “aquí y allá”, pero "nada comparado con lo que sucedía el año pasado”, añade este experto.   

El año pasado, aunque la demanda aumentó, los fabricantes tuvieron que reducir la producción de las plantas a nivel global porque no eran capaces de conseguir los suficientes microchips para fabricar unos vehículos cada vez más informatizados. 

Publicidad
Publicidad

Los fabricantes de coches, lejos de la producción previa a la pandemia 

Esta falta de semiconductores ha sido tan severa que la producción de coches aún se encuentra muy debilitada y está lejos de los niveles de 2019, antes de la pandemia.  

Ahora, en cambio, a medida que mejora el suministro, los fabricantes están trabajando en sus libros de pedidos, preocupados por cómo afectará la inflación y la subida de los tipos de interés a la demanda. 

El consejero delegado de Tesla, Elon Musk, ha anunciado que su compañía recortará un 10 por ciento de su plantilla porque tiene “un sentimiento súper negativo” acerca de la economía, según un documento interno de la casa. 

Mejora el sentimiento gracias a los semiconductores 

Pero no todo el mundo es tan pesimista como Musk. El sentimiento de los fabricantes de coches alemanes mejoró significativamente en mayo, según la encuesta del instituto IFO. 

En concreto, el estudio muestra una confianza creciente en que serán capaces de subir los precios para moderar el impacto de la subida de las materias primas.  

Publicidad

De hecho, no hay que olvidar que uno de los factores que ha favorecido que haya más chips disponibles es la propia ralentización económica, al reducir la demanda de productos electrónicos. 

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de