Pérdida mínima en el Ibex-35, que mantiene los 10.900

Jornada tranquila, sin demasiado movimiento en los mercados de renta variable, a la espera de la publicación de las actas de la última reunión de la Fed mediada la sesión estadounidense. El selectivo español terminó el día prácticamente plano y por encima de los 10.900 puntos. El único que cerró en verde fue el Ftse 100 británico, que se anotó un 0,40%. La rebaja del rating de China no metió presión bajista en los mercados. 

bolsa

Sesión ligeramente volátil, aunque dentro de un rango estrecho, en el Ibex-35. El selectivo se ha movido entre los 10.940 puntos y los 10.880 puntos. Al cierre, daba un último cambio en los 10.907 puntos, lo que supone un mínimo descenso del 0,08%.

En el resto de Europa, el sesgo de los mercados fue bajista, a excepción de en el Ftse 100 británico, el único que terminó el día en verde, con una subida del 0,40%. El peor del día fue el Ftse Mib de Milán, que se dejó un 0,21%, mientras que el Dax alemán y el Cac 40 francés perdieron alrededor de un 0,13%. El PSI-20 de Lisboa terminó la jornada prácticamente plano. 

Pero, en general, fue una sesión bastante tranquila. También Wall Street comenzaba la jornada de forma bastante tranquila, con los índices estadounidenses registrando un avance de alrededor de un 0,10% en la apertura. 

Esta falta de tendencia se debió, en parte, a la incertidumbre que hay alrededor de lo que puedan revelar las actas de la última reunión de la Reserva Federal norteamericana, que se publicarán a las ocho de la tarde, hora española. Por lo demás, los datos publicados en Estados Unidos fueron mixtos: el precio de la vivienda se ralentizó en marzo menos de lo esperado por los analistas, mientras que las ventas de viviendas de segunda mano cayeron más de lo previsto por el consenso de expertos. 

Popular, otra vez el peor del día

En el caso particular del Ibex-35, hubo algunos valores importantes que le frenaron. Así, por ejemplo, Iberdrola, que se dejó un 1,26%, así como Telefónica, que retrocedió medio punto porcentual, además de Inditex, que bajó un 0,22%. Repsol tampoco se unió a los avances, al cerrar con una mínima caída del 0,07%.

Aunque el peor valor de todos fue el Popular, al retroceder otro 3,61%.

En verde, Cellnex fue el valor más rentable, con una subida del 1,94%, seguido de IAG, que se anotó un 1,21%. En verde, también, el Santander, que sumó un 0,62%. Entre los grandes, también BBVA terminó en positivo, con un avance del 0,11%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Tubacex fue el valor más rentable, con una revalorización del 12,24%. A continuación se colocó Quabit, con una subida del 6,15%, mientras que Tubos Reunidos y Nicolás Correa se anotaron más de un 5%. En rojo, el peor, GAM, que retrocede un 8%. 

Bajada del rating de China

Aunque al parón de las Bolsas también pudo contribuir la bajada del rating de la deuda china por parte de Moody's por primera vez desde 1989, debido a su elevado nivel de endeudamiento y a su previsión de que su fortaleza financiera se resienta en los próximos años, sin que las reformas planteadas por el Gobierno del país sirvan para evitar este incremento del apalancamiento, al contrario: las políticas de estímulo del país incrementarán la deuda. La deuda empresarial china es equivalente al 156% del PIB. En 2008 estaba en el 100%. En gran medida, esa deuda corresponde a empresas estatales, lo que pone al Estado ante el riesgo de sufrir quiebras. Este diagnóstico de la agencia de calificación crediticia provocó que el yuan cayera en el mercado de divisas. Algunos analistas creen que la consecuencia de la rebaja de la calificación crediticia podría ser que las empresas acudan menos a la financiación internacional, dado que se encarecerá, y más a la financiación bancaria interna.

En el mercado de divisas, el euro ha abandonado la cota del nivel de 1,12 unidades, para situarse al cierre de la sesión en 1,1175 unidades. Ello, coincidiendo con un discurso del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, en Madrid, en el que afirmó que no hay motivos para desviar su política monetaria del camino actual. Ha ratificado que completará el programa de compra de bonos antes de subir los tipos de interés. 

En el mercado de deuda, como ayer, estabilidad en todas los bonos, a excepción de en los griegos: la rentabilidad del bono heleno a diez años rozaba el 6% al cierre de la sesión, ante el nuevo desacuerdo para revalidar el rescate y que el país obtenga los fondos necesarios para no incurrir en un impago en el mes de julio. 

El barril de Brent, de referencia en Europa, cedía al cierre un 0,31%, para perder la cota de los 54 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, bajaba un 0,31%, pero se mantenía sobre los 51 dólares. Ello, después de cinco jornadas consecutivas de subidas ante la expectativa de que la OPEP revalide el recorte de producción decidido a finales del año pasado. Pudo influir China, pero quizás en lo que más repercutieron las noticias sobre el gigante asiático fue en los metales. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.