Ómicron desangra a los fabricantes de vacunas

Valneva, Pfizer y Moderna sufren fuertes pérdidas por la creencia de los inversores de que no habrá necesidad de una nueva campaña de vacunación

La variante ómicron está desangrando las acciones de los fabricantes de vacunas Covid-19. Desde principios de año, las acciones de Pfizer han perdido un 7,65 por ciento y las de Moderna un 8,2 por ciento.

Pero la peor parte se la lleva la empresa de biotecnología Valneva, que vuelve a caer este miércoles en bolsa, por séptimo día consecutivo. Sus títulos pierden un 3 por ciento en esta sesión, lo que significa que el valor ha perdido cerca de un 40 por ciento desde su cierre del 27 de diciembre.

¿Cuál es el motivo de esta masacre bursátil? La creciente creencia entre los inversores de que la variante ómicron podría reducir la necesidad de la vacunación masiva.

"El descenso del precio de la acción parece estar impulsado sobre todo por los inversores minoristas que piensan que no habrá necesidad de una nueva campaña de vacunación después de la oleada de ómicron", dijo un analista con sede en París.

Valneva viene de ganar más de un 200%

Valneva sí que ganó más de un 200 por ciento anual en 2021 y 2020 a medida que su vacuna Covid-19 se acercaba cada vez más a su aprobación. Todavía está a la espera de la luz verde para su vacuna en la Unión Europea y el Reino Unido.

Los inversores temen que cuando sea aprobada esta vacuna ya será innecesaria, por lo que los títulos de Valneva no pueden hacer frente a esta tremenda presión bajista.

Publicidad
Publicidad

Los datos iniciales en varios países parecen sugerir que ómicron -la más contagiosa de todas las variantes de Covid hasta la fecha, con nuevos casos en niveles récord en muchos países- tiene menos probabilidades de enviar a los infectados al hospital.

En portada
Publicidad
Noticias de