Twitter resquebraja la fe en Musk de los accionistas de Tesla

El temor a que Musk dedique todo su tiempo a la red social provoca una desbandada entre los inversores del fabricante de coches eléctricos

La fe, hasta ahora inquebrantable de los accionistas de Tesla en Musk, se desvanece. Los conocidos como Teslam, combinación de Tesla e Islam con la que muestran su culto a la compañía fabricante de coches eléctricos y a su fundador Elon Musk, huyen del valor. 

En las últimas cinco sesiones los títulos de Tesla se han desplomado más de un 15 por ciento, hasta mínimos de hace dos años. Y en lo que llevamos de ejercicio, las pérdidas son del 56 por ciento

Publicidad

Los Teslam están decepcionados con la operación de compra de Twitter, por cómo está salpicando de manera negativa a Tesla.  

Competencia feroz para Tesla

No ven con buenos ojos que Musk dedique prácticamente el cien por cien de su tiempo a la red social, cuando el fabricante de coches eléctricos se enfrenta a grandes desafíos en estos momentos, sobre todo los que plantea una competencia cada vez más feroz. 

Tampoco han encajado bien que Musk derive recursos de Tesla hacia Twitter. Días después de que cerrara la compra de la red social por 44.000 millones de dólares, Musk vendió acciones de Tesla por valor de 3.950 millones de dólares. 

Desde que anunció su plan de compra de Twitter, han vendido acciones de Tesla por 18.000 millones de dólares, aunque en agosto dijo en repetidas ocasiones que ya había terminado con estas ventas, algo que los documentos que ha salido ahora a la luz demuestran que no era cierto. 

Publicidad
Publicidad

Musk, en el banquillo de los acusados

Pero por si fueran pocos los líos que tiene actualmente en Twitter, Musk tiene que afrontar varios juicios relacionados con Tesla que pueden tener consecuencias muy negativas. El primero arranca el 14 de noviembre.  

Un accionista de la compañía ha conseguido llevar a los tribunales el pago por objetivos aprobado por la junta para Musk y que se eleva a 56.000 millones de dólares. Este accionista cree que Musk puso en marcha este paquete para financiar su sueño de colonizar Marte, por lo que su pago no está justificado. 

Otro juicio que se celebrará en noviembre está relacionado con un accidente de tráfico mortal que pudo estar causado por el piloto automático del Tesla. Musk podría hacer frente a cargos penales. 

Posiblemente Musk se enfrente al momento más delicado de su carrera. 

En portada
Publicidad
Noticias de