Los inversores vuelven al refugio del oro

Los inversores vuelven al oro ante la Fed, las tensiones geopolíticas en Ucrania y el aumento de la volatilidad

Los inversores vuelven al oro, lo que se interpreta como una señal alcista para el metal precioso. El SPDR Gold Shares, un fondo cotizado que invierte en empresas que reflejan el desempeño de los lingotes de oro, así como en oro físico, registró el viernes el mayor volumen de entradas netas desde 2004.

En concreto, el fondo tuvo entradas por valor de 1.630 millones de dólares.

Publicidad

Los cambios en las tenencias de los ETF se monitorean como un indicador del interés de los inversores en las apuestas a largo plazo sobre el oro, después de que las tenencias se redujeran en 2021, año pésimo para los precios del oro, ya que acabaron con un descenso del 5 por ciento.  

Este porcentaje contrastaba con la magnífica evolución que tuvo en 2020, con el estallido de la pandemia y la búsqueda de valor refugio, cuando se anotó revalorizaciones de doble dígito.

Los inversores buscan valor refugio

Este salto cuantitativo se produce antes de la reunión fundamental de la Reserva Federal de esta semana, que los economistas esperan que marque el comienzo de las subidas de tipos en marzo.

Pero además el interés del oro como valor refugio también ha despertado como consecuencia de la caída de las acciones, especialmente las de crecimiento, las tensiones entre los Estados Unidos y Rusia por Ucrania y la caída del bitcoin, que cotiza en los 37.000 dólares.

Publicidad
Publicidad

"El reciente aumento de la volatilidad del mercado, el aumento de las tensiones geopolíticas y la caída de los precios de las criptomonedas probablemente aumentaron el atractivo del oro como refugio seguro", dijo Robin Tsui, estratega de oro para Asia Pacífico de Global SPDR Business.

En términos de tonelaje, la entrada neta del viernes fue de 27,6 toneladas. Mientras tanto, los fondos de cobertura que negocian el Comex redujeron sus apuestas alcistas a un mínimo de cinco semanas en la semana hasta el martes pasado.

¿Se consolidará esta tendencia?

Los precios han subido alrededor de un 2 por ciento en lo que va del año, ascendiendo a 1.840 dólares por onza la semana pasada. “Si bien el dólar estadounidense se ha debilitado un poco, la mayoría de las ganancias del oro parecen estar impulsadas por un mejor estado de ánimo del mercado, así como por algunas compras de buscadores de refugio seguro”, explica  Carsten Menke, analista de Julius Baer.

El experto cree que el inversor se podría plantear si es este ahora el comienzo de un movimiento ascendente duradero en los precios del oro y la plata.

Pero desde el banco suizo no lo creen, “ya que el movimiento de aversión al riesgo en el mercado de valores no parece estar impulsado por un deterioro de las perspectivas económicas, sino más bien por los temores de un error de política por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos”.

Publicidad

Es decir, un endurecimiento excesivo injustificado de la política monetaria y la obtención de beneficios por parte de los inversores en bolsa ya que están en máximos.

En este sentido, se seguirá muy de cerca la reunión de esta semana del comité de fijación de tipos de interés de la Fed el miércoles.

“Suponiendo que la ola actual de aversión al riesgo se desvanezca eventualmente a medida que la Fed aborde estos temores, y salvo que se deteriore la perspectiva económica, creemos que los mercados del oro y la plata están nuevamente experimentando un repunte temporal pero no duradero, aunque a corto plazo”, señala Menke.

Bank of America, en cambio, apuesta por el oro

En cambio, Bank of America apuesta por el oro ya que han elevado en un 5,2 por ciento el precio de la onza de oro para 2022 hasta los 1.925 dólares, mientras que para la predicción con vistas a 2023, el incremento sería de 10,4 por ciento hasta os 2.049 dólares.

El banco de inversión alega que “históricamente, el oro ha sido un diversificador de cartera útil y una cobertura contra el riesgo y la incertidumbre. Consideramos los riesgos potenciales de estanflación e incertidumbre de las nuevas variantes de coronavirus”.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de