Las medidas más extremas que baraja la Fed para atajar la inflación

Una subida de los tipos de interés de medio punto en marzo o incrementos entre reuniones, las opciones que baraja la Reserva Federal para embridar la elevación de los precios

La fuerte subida de la inflación en los Estados Unidos durante el mes de enero (se situó en el 7,5 por ciento interanual, frente al 7,3 por ciento previsto por los expertos) ha incrementado enormemente la presión sobre la Fed para que endurezca la política monetaria con el objetivo de embridar el incremento de los precios.

De hecho, la Reserva Federal ya parece estar barajando medidas más audaces de lo que inicialmente había anunciado al mercado.

Publicidad

Así lo dejan entrever unas declaraciones realizadas por el presidente de la Reserva Federal de Saint Louis, James Bullard (uno de los halcones de la institución), después de conocer la subida de los precios.

Los halcones de la Fed presionan por un alza de tipos de medio punto en marzo

En ellas, Bullard aboga por un alza total de los tipos de interés del uno por ciento para el mes de junio, empezando por un incremento de medio punto tan pronto como en la reunión de enero.

Ese alza de medio punto era en principio descartada tanto por la institución como por el mercado, que auguraba un incremento de un cuarto de punto en marzo.

Pero el dato de inflación de enero ha cambiado el escenario, elevando las posibilidades de que se acelere la normalización de la política monetaria y, con ello, los miedos del parqué.

Publicidad
Publicidad

El mercado espera seis subidas de tipos por parte de la Fed en 2022

En concreto, los mercados monetarios ya están valorando más de seis subidas consecutivas en el transcurso del año, mientras que Goldman Sachs va más allá y prevé siete subidas de tipos de 25 puntos básicos en 2022.

“Este dato de inflación seguramente aumenta la probabilidad de que la Reserva Federal suba los tipos en 50 puntos básicos en marzo. El precio del mercado se ha movido sistemáticamente a una probabilidad del 50 por ciento para esta posibilidad”, apunta al respecto Tiffany Wilding, economista para América del Norte de PIMCO .

Otra posibilidad que podría estar barajando la Fed es la de subir los tipos de manera periódica, incluso entre reuniones.

¿Subidas de tipos entre reuniones?

Aunque se trataría de una medida extrema y poco habitual, pues las decisiones de política monetaria suelen implementarse coincidiendo con las reuniones periódicas de la institución.

Si bien, cada vez hay mayor consenso acerca de la necesidad de actuar de la Fed.

Publicidad

“A la Fed no le queda otra que actuar rápido. La situación del mercado de trabajo es históricamente buena y la inflación se encuentra muy por encima del objetivo. Y la prioridad de la Fed es la inflación”, dicen desde Amundi.

Una opinión parecida formula Sergio Ávila, de IG Markets: “Los bancos centrales tendrán que actuar más rápidamente subiendo los tipos de interés y eso puede frenar el crecimiento económico”.

Aunque la situación es compleja y caben diferentes opciones, tal y como explica Toby Gibb, director de renta variable de Fidelity.

“Los bancos centrales tienen las manos atadas, por más que las bolsas se encrespen, y la credibilidad de los objetivos de inflación está poniéndose a prueba. Deben hacer un delicado ejercicio de equilibrios para no cometer un error de política monetaria. Subir tipos demasiado (o demasiado rápido) asfixiará la economía, ya que las quiebras se dispararán (debido a los elevados niveles de deuda) pero, por otro lado, la inflación podría arraigar si se actúa con demasiada lentitud. La historia demuestra que la inflación puede resultar tremendamente difícil de controlar cuando ha arraigado”, apunta.

Publicidad

Una situación compleja y difícil de navegar

Por su parte, otros expertos recuerdan que la prudencia ha gobernado la política monetaria de la Fed desde la crisis financiera de 2008 y siguen confiando en que la normalización será suave y paulatina.

“La Fed ha indicado que empezará a subir los tipos de interés paso a paso después de marzo, evitando una sensación de endurecimiento extremo”, apuntaba en ese sentido Michael Hall, responsable de distribución de Spectrum Markets.

Así las cosas, los profesionales recomiendan estar muy atentos a cualquier señal proveniente del organismo para anticipar lo que va a suceder, pues tendrá un gran impacto en el mercado.

Si el banco central estadounidense está considerando un alza más drástica para marzo, es probable que sigan preparando a los mercados para esta opción a través de declaraciones públicas. Esté atento a la Fed durante las próximas semanas. Las actas de la reunión de enero también podrían darnos algunas pistas sobre lo que los planes de la Fed respecto a su estrategia para subir los tipos”, avisaba Callie Cox, analista de inversiones de eToro.

En portada
Publicidad
Noticias de