El IBEX 35 se sobrepone al mal dato de inflación

El dato de inflación en EEUU provoca una inicial reacción negativa en las bolsas, de la que se han recuperado

Los precios se dispararon más de lo previsto durante el mes de enero en los Estados Unidos, provocando que el dato de inflación tocara máximos de las últimas cuatro décadas y añadiendo más presión a la Reserva Federal estadounidense para que suba los tipos de interés.

Esta posibilidad asustó por completo a los mercados, donde se abonaron las ventas nada más conocerse la noticia. Pero el susto duró poco. Enseguida los índices se dieron la vuelta y volvieron a cotizar en positivo,

Wall Street se recupera de una negativa apertura

En Nueva York, las pérdidas superaban el uno por ciento en el arranque, pero al poco tiempo han regresado los números verdes. La temporada de resultados sigue su curso, con buenas cifras reportadas en muchas empresas (Twitter, por ejemplo, ha anunciado una recompra de acciones tras publicar unas cifras en línea con las expectativas).

Más allá de los mercados de renta variable, el dólar subía sobre el 0,3 por ciento y la rentabilidad de los bonos se incrementaba.

Por ejemplo, los precios de los bonos norteamericanos caían un 0,43 por ciento, llevando la rentabilidad al entorno psicológico del 2 por ciento.

Las criptomonedas retrocedían, así como el oro. El bitcoin perdía un 2,37 por ciento, ether se dejaba un 3,84 por ciento y cardano cedía un 3,97 por ciento, poniendo freno al fuerte rebote acumulado los últimos días.

Publicidad
Publicidad

La inflación se disparó en enero en Estados Unidos

En concreto, la inflación se disparó en enero hasta el 7,5 por ciento interanual respecto al 7 por ciento interanual de diciembre.

Se trata de un dato más alto de lo previsto, pues los expertos habían anticipado una inflación del 7,3 por ciento interanual, y ha estado motivado por la subida de los precios de la energía, la escasez de mano de obra y las interrupciones en el suministro junto con la fuerte demanda.

Excluyendo los precios de la energía, la inflación también se disparó por completo. Específicamente, la inflación subyacente se situó en el 6 por ciento, la más alta desde 1982.

Más presión para la Fed

Esta elevación de los precios incrementa la presión sobre la Reserva Federal para que acelere la normalización de la política monetaria y, en concreto, suba los tipos de interés.

La Fed ha dejado claro que la alta inflación es el mayor riesgo para la marcha de la economía. Y estos datos demuestran que la Fed debe intervenir y controlar la inflación antes de que se arriesgue a perder el control de la economía”, ha explicado Callie Cox, analista de inversiones de eToro, tras conocerse el dato de inflación.

Publicidad

De este modo, el mercado comienza a descontar que la primera subida podría producirse tan pronto como el próximo mes, en la reunión que la institución mantendrá los días 15 y 16 de marzo.

En cuanto a la magnitud de la subida, ya se especula con la posibilidad de que esta alcance el 1 por ciento en el mes de junio, con incrementos del 0,25 por ciento en las próximas cuatro reuniones.

Pero las subidas podrían ser incluso más abruptas, según Cox: “Todavía se baraja una subida de tipos de 50 puntos básicos en marzo. Si el banco central estadounidense está considerando un alza más drástica para entonces, es probable que siga preparando a los mercados para esta opción a través de declaraciones públicas".

"Esté atento a la Fed durante las próximas semanas. Las actas de la reunión de enero también podrían darnos algunas pistas de los planes de la Fed respecto a su estrategia para subir los tipos”.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de