La riqueza de las familias roza los 1,22 billones tras caer las deudas

El recorte de las deudas, sobre todo de los créditos a largo plazo, ha sido el factor determinante en la mejora de la riqueza financiera neta de familias y empresas residentes en España -diferencia entre ahorros y deudas- que rozó los 1,22 billones de euros a cierre de septiembre tras crecer un 3,39 % interanual.

Así se desprende de las Cuentas Financieras del tercer trimestre del pasado ejercicio que hoy ha publicado el Banco de España, en las que se detalla que las deudas (los pasivos financieros) se redujeron un 1,71 % interanual y se situaron en 772.515 millones de euros.

Esto se explica, básicamente, por la reducción del crédito, que pasó de 734.754 millones que sumaba en septiembre de 2015 hasta los 719.868 millones, por la caída de los préstamos a largo plazo, que incluyen las hipotecas y que bajaron 14.373 millones en un año, hasta quedar en 693.395 millones.

En comparación con el trimestre anterior, la riqueza financiera neta de las familias y empresas españolas creció el 1,6 %, ya que a cierre de junio se situaba en 1,192 billones de euros.

Los datos publicados hoy también destacan que los activos financieros de los hogares -dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta- rozaban los dos billones de euros al finalizar septiembre, ya que sumaban exactamente 1,991 billones, lo que representa un incremento interanual del 1,32 %.

Y en relación con el producto interior bruto (PIB), esos activos financieros netos representaron el 110,4 %, es decir, 0,4 puntos porcentuales menos que en septiembre de 2015.

En una nota publicada hoy, el Banco de España explica que el grueso de los activos financieros de los hogares se encontraba en el tercer trimestre de 2016 en efectivo y depósitos (el 43 % del total), seguidos de participaciones en el capital (23 %), seguros y fondos de pensiones (17 %) y participaciones en fondos de inversión (13 %).

Los seguros y fondos de pensiones fueron el componente que más incrementó su peso en los activos financieros de los hogares (con un aumento de 0,8 puntos porcentuales) en este último año, mientras que las participaciones en el capital fueron las que más cayeron (-0,7 puntos porcentuales).

Los datos que hoy ha publicado el Banco de España muestran que, hasta el tercer trimestre de 2016 y en términos interanuales, las operaciones financieras netas de los sectores residentes presentaron un superávit de 26.000 millones de euros, equivalente al 2,4 % del PIB, por encima del 2 % observado en el mismo trimestre del año anterior.

Por sectores institucionales, las sociedades no financieras y el sector de hogares y empresas sin ánimo de lucro (ISFLSH) obtuvieron unos saldos positivos del 2 % y del 3,4 % del PIB, respectivamente.

También las instituciones financieras mostraron un superávit (1,8 % del PIB), mientras que el sector de las administraciones públicas registró un déficit del 4,8 % del PIB en el mismo período.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.