Las cifras macro de China confirman el enfriamiento de su economía

La producción industrial se ralentiza y crece menos de lo esperado por los analistas. El gasto de los consumidores también refleja debilidad

La nueva batería de datos macro de China confirma el enfriamiento de la economía del gigante asiático. 

La producción industrial se incrementó un 5,3 por ciento en agosto respecto al año anterior, lo que supone una reducción respecto al porcentaje del 6,4 por ciento de julio y marca el ritmo más débil desde julio de 2020, según mostraron el miércoles los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas. 

La manufacturera, por su parte, creció un 5,5 por ciento interanual, mientras que la minera lo hizo en un 2,5 por ciento.

La cifra también está por debajo de lo previsto por los analistas, que esperaban un incremento 5,8 por ciento.

El gasto de los consumidores afectados por las nuevas olas del virus

Las nuevas olas de coronavirus y las inundaciones también golpearon el gasto de los consumidores. 

Las ventas sólo crecieron un 2,5 por ciento en agosto con respecto a hace un año, mucho menos que el aumento previsto del 7 por ciento y el ritmo más lento desde agosto del año pasado.

Publicidad
Publicidad

«El crecimiento económico se ralentizó en agosto, ya que el consumo se vio afectado por el impacto persistente de los anteriores brotes de coronavirus y la inversión siguió siendo débil», declaró Louis Kuijs, director de Economía de Nomura.

Los datos seguirán siendo débiles

De cara al futuro, los analistas de Nomura esperan que la debilidad se extienda en general hasta septiembre, dada la nueva oleada de casos Delta en la provincia de Fujian y el empeoramiento de las condiciones en el mercado inmobiliario a medida que las autoridades se endurecen en el sector.

En el sector industrial, las restricciones a la producción afectaron al aluminio y el acero, mientras que el drástico recorte de las cuotas de exportación de combustible perjudicó a la producción de crudo de China.

La actividad de los servicios en China se contrajo en agosto, según una nueva encuesta del sector privado, ya que las restricciones para frenar el coronavirus volvieron a cerrar centros comerciales y muchos negocios en algunas partes del país. 

En portada
Publicidad
Noticias de