Los problemas en la mayor inmobiliaria China sacan del mercado parte de sus bonos

Los bonos de Evergrande con vencimiento en 2023 suspenden su cotización ante las caídas sufridas. La inmobiliaria debe 305.000 millones

Nuevos problemas para Evergrande, la mayor y más endeuda inmobiliaria china, que amenazan a sus bonos y su supervivencia. 

El bono de Evergrande al 6,27 por ciento con vencimiento para 2023 deja de negociarse tras su caída

Publicidad

El grupo, fundado en 1996, acumula deudas para costear sus proyectos inmobiliarios y su expansión a otros sectores como el de servicios sanitarios, el de vehículos eléctricos e, incluso, el deportivo.

La caída del valor de las ventas de nuevas viviendas desde comienzos de año y las nuevas regulaciones del sector inmobiliario por parte de Pekín, que tiene como objetivo combatir la especulación, han puesto en apuros a Evergrande.

Aumentan los problemas en Evergrande

Estas dificultades hicieron que dos de las grandes agencias de calificación rebajaran el rating de la compañía ante la probabilidad de impago de sus bonos. 

Moody's recortó la valoración de la empresa y, Fitch hacía lo propio al rebajar la calificación de CCC+ a CC, alertando de "alto riesgo de impago".

China Chengxin, una de las principales agencias crediticias chinas, también degradó la calificación de la deuda de Evergrande de AAA a AA, colocándola en una lista de observación para posibles nuevas rebajas en el futuro.

Publicidad

Además, la compañía comunicó a uno de sus acreedores que no puede hacer frente al pago previsto para el próximo 21 de septiembre. 

Publicidad

Evergrande debe 305.000 millones de dólares

Esta rebaja de la calificación acerca una posible quiebra de la empresa, que debe unos 305.000 millones de dólares.

Por el contrario da trabajo, incluido el indirecto, a 3,8 millones de personas, lo que muestra su carácter sistémico. 

Y esto se nota también en sus acciones. Como consecuencia de las nuevas regulaciones, y caída de ingresos y beneficios, las acciones de Evergrande se dejan un 84 por ciento de su valor en la bolsa de Hong Kong. 

Sus acciones cotizan a 3,42 dólares hongkoneses. 

Publicidad

Tres escenarios que puede enfrentarse

A pesar de todos los problemas, todavía puede haber tres escenarios.

  • El primero, una reestructuración ordenada, donde los bonistas recuperan parte del valor de los bonos.
  • La segunda, debido a su carácter sistémico, que sea nacionalizada al completo.
  • Y, por último, quiebra total donde los bonistas lo pierdan todo.
En portada
Publicidad
Noticias de