La cautela inversora ante el "viernes de las brujas" hace bajar al Dax

La prudencia inversora en vísperas del llamado "viernes de las brujas" (hexensabbat), cuando expiran los contratos de opciones y futuros, hizo bajar hoy a la Bolsa de Fráncfort por primera vez desde hace varios días.

El índice selectivo DAX 30 cerró con una bajada de un 0,1 % hasta los 12.540,45 puntos.

El conocido como "hexensabbat", que se produce solo cuatro viernes al año (habitualmente el tercer viernes de cada trimestre), lleva a los inversores en valores tradicionales a mantenerse alejados por las fluctuaciones en el parqué que se suceden ese día.

El Dax se movió hoy todo el día en negativo y cerró con una caída del 0,10 por ciento hasta los 12.540,45 puntos.

Con todo desde finales de agosto, el principal índice alemán ha escalado cerca de 600 puntos.

Ante la prudencia inversora, los datos de inflación de agosto de EEUU conocidos hoy, por encima de lo esperado, no tuvieron excesiva influencia en el mercado.

Incluso el récord al alza alcanzado por el Dow Jones Industrial en Wall Street dejó frío al parqué alemán.

El índice MDax, que agrupa a los valores medios subió, sin embargo, un 0,16 por ciento hasta los 25.283,03 puntos mientras que el tecnológico TecDax escaló un 0,42 por ciento hasta los 2.368,74.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.