La Bolsa pierde un 0,56 % por los bancos en su segunda semana a la baja

El IBEX 35 ha terminado el 0,56 % a la baja una semana en la que ha ido de menos a más, al principio arrastrada por los desplomes entre la banca que siguieron a los test de estrés, una tendencia que se frenó más tarde por la bajada de tipos del Banco de Inglaterra.

En concreto, el principal indicador nacional, el IBEX 35, ha cerrado finalmente en 8.539,40 puntos, tras dejarse 47,80 puntos en la semana, con lo que aumentan sus pérdidas en el año al 10,53 %.

En el resto de grandes plazas europeas, el balance semanal ha sido positivo en Londres, que ha alcanzado sus máximos anuales después de avanzar el 1,03 %.

Por su parte, Fráncfort se ha revalorizado el 0,29 %; mientras que Milán ha cedido el 1,31 % y París, el 0,66 %.

El lunes, los buenos resultados obtenidos por la banca española en los de los test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) no fueron suficientes para convencer a los inversores y la semana comenzó en el parqué con caídas.

Así, el principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, se dejaba un 0,86 % y retrocedía hasta los 8.513,40 puntos, arrastrada por el mal comportamiento del sector bancario.

El selectivo no fue capaz de aguantar el nivel de los 8.500 puntos el martes y se desplomó un 2,77 %, hasta situarse en los 8.277,30 puntos, mínimos de junio tras la resaca del "brexit".

Por segundo día consecutivo, la banca lastraba la cotización, tanto en España como en el resto de Europa, como sucedió en Alemania con los malos resultados del Commerzbank, participado por el Estado y segundo banco del país, o con los mínimos históricos en la cotización del Deutsche Bank.

Esto provocó que los gestores del índice Europe Stoxx Europe 50 decidieran excluir de este selectivo a la entidad germana y, también, a Credit Suisse.

Además, en Italia se suspendió temporalmente la cotización de Unicredit y Monte dei Paschi, por sus desplomes superiores al 5 %.

En apenas dos días, el IBEX 35 se había dejado un 3,5 % y profundizó en sus pérdidas el miércoles, con un ligero descenso del 0,17 %, que llevó al selectivo hasta los 8.263,50 puntos.

El jueves, la Bolsa española cambió de rumbo y repuntó un 1,48 %, por lo que estuvo muy cerca de colocarse por encima de los 8.400 puntos, aunque tuvo que conformarse con los 8.385,50 enteros.

El mercado reaccionó con optimismo a las subidas de tipos al 0,25 % y el plan de estímulo anunciados ese día por el Banco de Inglaterra, a pesar de que a libra se depreció hasta los 1,1314 dólares.

En España, el Tesoro captó 3.041 millones de euros en las tres emisiones subastadas: bonos a 5 años, obligaciones a 15 y bonos a tres años indexados a la inflación, con unos intereses negativos en este último caso e inferiores en los otros dos.

Hoy se ha mantenido el optimismo desatado por el banco central británico, con las principales plazas europeas en escalada, una tendencia que se ha incrementado con la publicación del informe oficial de empleo en EEUU.

En julio, el país norteamericano mantuvo su tasa de paro en el 4,9 %, aunque creó 255.000 nuevos puestos de trabajo, muy por encima de lo esperado.

De vuelta a España, entre los grandes valores los bancos han sido los peor parados, ya que BBVA ha caído el 2,62 % y Santander, el 2,37 %; acompañados de Iberdrola, que lo ha hecho el 1,94 %.

Inditex, por el contrario, se ha revalorizado el 3,62 %; Repsol, el 2 % y Telefónica, el 0,60 %.

Técnicas Reunidas ha sido la compañía más alcista, con un rebote del 10,22 %, mientras que Banco Popular ha acumulado un recorte del 7,03 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.