La banca avanza un endurecimiento de condiciones crediticias para la vivienda

Las entidades financieras que operan en España creen que en este primer trimestre de 2017 se endurecerán los criterios de concesión de créditos para la adquisición de vivienda, mientras que no esperan cambios en los que se concedan a empresas o para consumo y otros fines.

Esta es una de las principales conclusiones que se extraen de la Encuesta de Préstamos Bancarios publicada hoy por el Banco de España, que añade que, en cuanto a la demanda, los bancos ven un claro aumento de las peticiones en todas las modalidades.

En cuanto a los mercados de financiación "minoristas y mayoristas", las entidades esperan para estos tres meses "una cierta mejoría" en los de emisión de deuda a largo plazo, en el monetario y en la capacidad para transferir riesgo de crédito fuera de balance, así como "una situación estable" en el resto de los segmentos.

Como consecuencia de las medidas regulatorias y supervisoras relacionadas con el capital, apalancamiento o liquidez (como las de Basilea III), las entidades encuestadas esperan un "ligero aumento", tanto del tamaño total del balance como de los activos ponderados por riesgo, así como un incremento del nivel de capital, principalmente por emisión de nuevas acciones.

En cambio, creen que estas actuaciones no afectarán a sus condiciones de financiación, ni a los criterios de aprobación de créditos, salvo en los préstamos a pymes, en los que contribuirían a una ligera relajación, ni al nivel de los márgenes aplicados.

Por otra parte, en cuanto a la financiación a largo plazo del Banco Central Europeo (BCE), (TLTRO, por sus siglas en inglés), seis de las diez entidades encuestadas indicaron que tenían intención de acudir a las próximas subastas, principalmente debido a la "rentabilidad" de estas operaciones.

Según la encuesta, el destino de los fondos obtenidos sería, en términos generales, similar al de otras subastas realizadas hasta ahora, aunque el uso que harían de ese dinero para sustituir otras vías de financiación sería "algo menor" que otras veces.

En cambio, aumentaría la proporción de ese dinero destinado a adquisición de activos y a la concesión de nuevos préstamos, tanto a sociedades como a hogares para consumo y otros fines.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.