La apreciación del yen empaña el ánimo en Tokio y propicia un cierre mixto

La Bolsa de Tokio cerró hoy mixta después de que una nueva apreciación del yen lograra empañar el ánimo en la plaza nipona y recortara las ganancias cosechadas durante la mayor parte del día, tras el buen cierre en Wall Street del miércoles.

El índice Nikkei subió 15,11 puntos, un 0,09 por ciento, y quedó en los 16.772,46 puntos; mientas que el segundo indicador, el Topix, que agrupa los valores de la primera sección, retrocedió 0,01 enteros, un 0 por ciento, y cerró en las 1.342,87 unidades.

Tokio inició la jornada con fuerza y llegó a tocar un máximo en casi un mes durante el primer tramo de la sesión siguiendo la estela de la plaza neoyorkina, donde los firmes precios del crudo y el desvanecimiento de las preocupaciones sobre la economía griega, tras el pacto de la Eurozona para aliviar su deuda propiciaron un cierre favorable.

Pero recortó las ganancias al término de jornada, e incluso llegó a situarse en el terreno negativo, después de que el yen se fortaleciera nuevamente frente al dólar -que se intercambiaba en la franja media de los 109 yenes en la capital japonesa-, lo que aumenta la presión sobre los exportadores nipones.

El mercado sigue de cerca los movimientos de la divisa local y, además, los inversores mantuvieron la cautela antes del término mañana de la cumbre de líderes del G7 que comenzó hoy en Japón y de la que esperan que salgan iniciativas conjuntas para estimular el crecimiento económico global, indicaron los analistas locales.

El sector minero y las farmacéuticas lideraron las ganancias, mientras que el transporte marítimo y las aseguradoras fueron los principales perjudicados de la jornada.

El fabricante Takata avanzó un 21,2 por ciento tras anunciar hoy que la compañía buscará una inyección de capital para hacer frente a los costes relacionados con la llamada a revisión de millones de vehículos en el mundo a cuenta de sus airbags defectuosos.

Los fabricantes Mitsubishi Motors y Nissan Motor se revalorizaron un 5,3 y un 0,7 por ciento, respectivamente, después de anunciar la víspera que suscribirán una alianza estratégica.

El aumento en el precio del petróleo lastró a las compañías de transporte y de papel, que se ven beneficiadas por un crudo barato.

En concreto, Nippon Paper Industries cayó un 1,8 por ciento, mientras que la empresa Nippon Express perdió un 1,2 por ciento.

En la primera sección, 930 valores avanzaron frente a 844 que retrocedieron, mientras que 179 cerraron sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 1,834 billones de yenes (14.955 millones de euros), frente a los 1,782 billones de yenes (14.523 millones de euros) de la víspera.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.