Impacto económico en España de la guerra de Putin: un año de IPC por encima del 7%

La revista Inversión modifica sus prospectivas macroeconómicas para incluir el impacto de la guerra de Putin. 2022 cerrará con una inflación que más que duplica la anterior revisión

La inflación cerrará 2022 trepada a cotas que rompen claramente la barrera del 7 por ciento como consecuencia del impacto económico en España de la guerra de Putin. La revista Inversión actualizó su cuadro macroeconómico para incluir el coste financiero de la invasión de Ucrania con una visión a 6 y 12 meses. Y, como es habitual, el semanario estableció 3 escenarios: el esperado, el más perjudicial y el más benévolo.

De acuerdo con los datos publicados, la inflación esperada dentro de 6 meses es del 7,4 por ciento; el peor rango corresponde al 7,5 por ciento; mientras que el escenario más favorable establece un nivel del 7,35 por ciento. El estudio de la revista Inversión confirma que, en perspectiva semestral, el IPC tiende a enquistarse con fuerza en todos los escenarios desde los últimos datos del INE (febrero: 7,4 por ciento).

Publicidad

“A un año vista es posible que la inflación pierda intensidad. Pero el debilitamiento de los precios también puede indicar que el crecimiento se ha frenado”

Josep Codina, director de análisis en la revista Inversión

La implicación de los precios de la energía y de las materias primas puede ser superior en este plazo más inmediato. Roto ese horizonte, el avance de los precios tiende a moderarse con la vista puesta hacia los 12 meses (marzo de 2023). Aun así, el coste de la vida se relajaría en zonas críticas.

De este modo, la revista Inversión proyecta para dentro de 12 meses una inflación esperada del 7,2 por ciento; un nivel máximo del 7,5 por ciento y un nivel del 7 por ciento para la línea más optimista. Según el estudio, los IPC atribuidos a cada mes, empezando por este marzo, se moverán en este orden de magnitudes sin ninguna lectura para la excepción. 

De hecho, en los gráficos publicados por la revista Inversión se aprecia que las líneas que representan los escenarios más esperados, los más negativos y los más positivos prácticamente viajan solapadas hasta agosto.

La revista Inversión actualiza sus proyecciones de IPC. En verde, el escenario de mayor crecimiento; la línea punteada representa el nivel más esperado y la roja da cuenta del escenario de menor crecimiento de precios (GRÁFICO: REVISTA INVERSIÓN).

“El estudio se basa en el comportamiento de la inflación en España durante cuatro conflictos bélicos previos, desde 1991 con la primera guerra del Golfo hasta la invasión de Crimea en 2014”, relata el responsable del estudio y director de análisis de la revista Inversión, Josep Codina.

Publicidad
Publicidad

“Respecto a esos rangos hemos establecido medias y desviaciones para proyectar el futuro de la inflación: está claro que en el plazo de 6 meses sube con fuerza, pero a un año vista es posible que, dentro del escenario previsto, la inflación pierda intensidad porque se impongan elementos económicos ajenos a la guerra. Pero el debilitamiento de los precios también puede indicar que el crecimiento se ha frenado”.

El petróleo avisa de una crisis a partir de 2023

La proyección de la inflación en España pone en juego un elemento más: el petróleo. Se trata del activo más volátil en situaciones bélicas como la desencadenada por Putin. A los seis meses puede presentar rentabilidades negativas muy importantes sobre los precios actuales. Pero también es la materia que experimentaría un mayor encarecimiento.

A partir de agosto, según las proyecciones de la revista Inversión, las líneas de rendimiento para el petróleo aumentan de forma considerable en ambas direcciones. Ello lleva al semanario líder en España a dibujar escenarios muy abiertos: el barril se moverá entre los 85 y los 110 dólares en agosto, aunque se establece que el escenario más probable será de 103 dólares. 

“Si esta guerra se prolonga durante el año no habrá problema de suministros, pero sí de costes”

Carlos Balado, profesor en OBS Business School

El rango de los 103 dólares, como nivel más probable, se da por bueno también para marzo de 2023. Pero dentro de un año, la volatilidad del petróleo lleva a modelos donde el precio más caro se sitúe en 140 dólares por barril. La contraparte queda fijada en los 60 dólares. “Ojalá que este último escenario no se cumpla ya que el petróleo a 60 dólares descuenta un escenario de recesión económica profunda”.

La revista Inversión actualiza sus proyecciones para el petróleo Brent. En verde, el escenario de mayor crecimiento; la línea punteada representa el nivel más esperado y la roja da cuenta del escenario de menor crecimiento (GRÁFICO: REVISTA INVERSIÓN).

La estanflación como riesgo más probable

Las cifras publicadas por la revista Inversión llevan a la comunidad económica a reaccionar. “Hay un riesgo claro de estanflación”, señala el profesor de OBS Business School, Carlos Balado. “La probabilidad de estanflación ahora es mayor que la de una recuperación”, explica. “Si esta guerra se prolonga durante el año no habrá problema de suministros, pero sí de costes”.

El encarecimiento se trasladará al conjunto de la economía. “Esta guerra tendrá un coste para Europa: la única duda que hay que despejar es cómo se reparte entre los países miembro”, continúa Balado. “No hay perspectiva de recuperación inmediata ni mucho menos”, concluye el profesor. 

Publicidad

La revista Inversión, además de sus prospectivas sobre inflación y petróleo, publica esta semana el comportamiento esperado, también a 6 y 12 meses, para el IBEX 35, las acciones más expuestas a la guerra de Putin, como Repsol e Indra; el S&P 500; y valores refugio como el oro. El número que incluye estas páginas, el 1.275, está disponible en los quioscos hasta el 10 de marzo y para suscriptores sin restricción temporal.

En portada

Noticias de