¿Interesa la salida a bolsa de El Corte Inglés a los inversores?

El Corte Inglés tendrá que pulir numerosos detalles antes de convertirse en una opción atractiva para los inversores

Hay dos salidas a bolsa que siempre han estado en el imaginario de un buen número de inversores españoles: las de El Corte Inglés y el Real Madrid. Durante muchos años esa posibilidad se ha escurrido, aunque ahora parece que la de El Corte Inglés está más cerca.

La cuestión es que la compañía que saldrá al parqué poco tiene que ver con la de Isidoro Álvarez, por la que suspiraban los inversores. Ahora se encuentra en una encrucijada distinta. Y aunque al final el precio que se marque suele marcar el éxito o el fracaso en una salida a bolsa, las prioridades de los inversores son otras, sobre todo en las nuevas generaciones, que tienen en el radar otros perfiles de compañías, más cercanas a la cuarta revolución industrial, que a un negocio tan tradicional como el de los grandes almacenes.

Publicidad

La posibilidad de que El Corte Inglés salga a bolsa también deja una serie de dudas sobre cómo se llevaría a cabo la operación, y cuándo podría llegar a ejecutarse.

En este sentido, la información publicada por Expansión fija la fecha límite para saltar a los parqués en 2028, un tiempo máximo de seis años para comenzar a cotizar que marcará la hoja de ruta de la compañía a medio plazo, y que viene condicionada por el acuerdo al que llegó con la aseguradora Mutua para que esta se hiciera con el 8 por ciento de su capital a cambio de 555 millones de euros.

Esta salida a bolsa, en estas condiciones, permitiría a El Corte Inglés ofrecer una ventana de liquidez a su nuevo socio una vez que se materialice definitivamente su alianza estratégica, pero además, puede implicar un baile de sillas dentro del consejo de administración de la empresa.

El Corte Inglés de hace 5 años no es el mismo que el de ahora

Dario García, analista del broker cotizado XTB, explica que "desde la entrada del capital qatarí en 2015 ya había interés de que más tarde o más temprano la empresa de grandes superficies acabara tocando la campana del parqué". Y ahora que parece que ese tiempo se acerca, el experto no duda en señalar qué elementos pueden servir para medir la operación.

"Como referencia tenemos la valoración inicial e independiente que se hizo en su momento de 10.000 millones de euros, frente a una valoración de 17.000 millones de euros planteada por el propio consejo teniendo en cuenta el valor de los inmuebles", indica García, añadiendo que "claro, esto fue en 2015, en 2022 estas valoraciones (de los inmuebles) pueden tener incluso un precio superior".

Publicidad
Publicidad

El analista apunta, además, que otro factor vital en este escenario de salida a bolsa es que, a diferencia de 2015, cuando "las hermanas Álvarez no tenían ningún interés en sacar a bolsa a la empresa, en contra de la parte accionarial de Qatar", parece que algo ha cambiado.

"En el corto plazo, un movimiento de estas características implica dos cosas. La primera, permitir que un gran accionista entre en la compañía, permitiendo que otros puedan salir rápidamente, o que haya una salida importante de uno o varios miembros del consejo", argumenta García.

Ese gran accionista que haría su entrada, claro, sería Mutua, cuenta García, "compañía que a día de hoy tiene un contrato de exclusividad con las grandes superficies como único proveedor de seguros y fondos de inversión".

El precio, la política y el paso del tiempo jugarán un papel clave

Para el analista de XTB, uno de los riesgos iniciales asociados a una salida a bolsa de El Corte Inglés sería que el consenso de inversores estime que el precio de salida a bolsa esté muy por encima de lo valorado inicialmente, con una prima que los inversores no estén dispuestos a asumir.

Otro punto importante en esta operación, a ojos de García, es que exista un compromiso de los accionistas más importantes de "no vender sus acciones por encima de un determinado límite, con el único fin de permitir la entrada de otros grandes accionistas que puedan tener una silla en el consejo de administración".

Publicidad

El experto añade que el compromiso del consejo de comenzar a cotizar en un plazo máximo no superior a 2028 es una declaración de intenciones, pero avisa de que mucho pueden cambiar las cosas para entonces, una sensación que han repetido diversas fuentes del mercado financiero que han preferido no pronunciarse sobre esta posible operación.

El horizonte de El Corte Inglés a corto plazo

Mientras que la empresa de grandes almacenes termina de definir cómo puede afrontar una futura salida a bolsa, también debe hacer frente a una recuperación económica tras la pandemia en la que las agencias de calificación crediticia también consideran que la irrupción de Mutua ayudará a El Corte Inglés.

Así lo explicaba Fitch Ratings en su valoración de la alianza entre ambas compañías, que consideraba que ayudaría al grupo a acelerar sus planes de desapalancamiento para depender menos de la venta de inmuebles, aumentando la probabilidad de que el apalancamiento neto del grupo "vuelva a niveles alineados con nuestras sensibilidades para la calificación "BB+" en el ejercicio que finaliza en febrero de 2023, en lugar de 2024".

Publicidad

Axesor Rating, mientras tanto, indicaba en su última actualización del perfil de la compañía que "el liderazgo de El Corte Inglés en España se ve favorecido por la ubicación estratégica de sus establecimientos, situados en zonas prime de ciudades con gran afluencia comercial".

La agencia destaca, sin embargo, que a pesar de que el grupo presenta una cartera de activos de alto valor, en torno a los 16.100 millones de euros, aproximadamente (17.377 millones de euros, a cierre de 2019), su situación "se ha visto deteriorada como consecuencia del impacto de la pandemia".

En este sentido, desde Axesor Rating se recuerda también que el modelo de negocio de El Corte Inglés tiene "un elevado grado de asociación al ciclo económico", por lo que "si bien la consolidación de la recuperación económica ha incidido favorablemente sobre la facturación en los últimos años, la compañía no está exenta del impacto de posibles periodos de ajuste que tuvieran lugar en la economía, y que podrían verse agravados por su elevado nivel de exposición al mercado doméstico".

En portada
Publicidad
Noticias de