La inflación en la zona euro sigue desbocada y bate su récord histórico en el 9,1%

La inflación en la zona euro marca máximo histórico en agosto hasta el 9,1% y coloca toda la presión sobre el BCE

La inflación en la zona euro alcanzó un nuevo máximo histórico en el 9,1 por ciento en agosto, superando el 9 por ciento que esperaba el consenso de analistas de Bloomberg.

Los precios escalaron dos décimas respecto al mes anterior y fortalecieron el escenario para que el BCE acometa en septiembre una subida de tipos que podría ser también histórica, de no menos de 75 puntos básicos.

Publicidad

Además, la inflación subyacente, que descuenta los elementos más volátiles, como los alimentos o la energía, se disparó hasta el 4,3 por ciento, frente al 4,1 por ciento que esperaban los analistas.

Hasta ahora, el BCE se ha limitado a mantener la incertidumbre sobre el alcance de la subida de tipos, pero la gran pregunta tras estos datos es si el incremento de los precios es lo suficientemente preocupante para forzar al BCE a elevar con contundencia el precio del dinero.

La inflación traslada la presión al BCE

La intensidad de las presiones inflacionistas “será relevante de cara a una posible aceleración en ritmo de subidas de tipos del BCE, no estando claro aún si en la reunión del 8 de septiembre subirá 50 o 75 puntos básicos”, dijeron los analistas de Renta 4 Banco.

Los tres cuartos de punto no es un incremento descabellado. Es un movimiento que ya ha hecho la Fed hasta en dos ocasiones, aunque el organismo que dirige Christine Lagarde tiene que lidiar con un riesgo de recesión que los analistas consideran prácticamente inevitable.

Publicidad
Publicidad

El problema es que la crisis energética sigue sin remitir. Este miércoles, Rusia volvió a cortar el suministro de gas por el Nordstream 1 para realizar tareas de mantenimiento, con el riesgo de que el bombeo no se reanude.

Frente a la imparable subida del gas, con su efecto sobre la inflación, algunos funcionarios del BCE vaticinaron que la inflación todavía no ha tocado techo, metiendo más presión al banco central.

“No hemos visto las cifras más altas de inflación, ni en Eslovenia, ni en la zona euro”, dijo recientemente Bostjan Vasle, uno de los miembros del consejo de gobierno del BCE y presidente del banco central de Eslovenia.

¿Dónde está el techo de la inflación?

El dato de inflación disparó las alarmas entre los expertos, que no creen que la escalada de los precios se vaya a quedar en estos niveles.

“Es probable que la trayectoria ascendente se acelere aún más el próximo mes, ya que las medidas de política de reducción de precios en Alemania están a punto de expirar”, dijo Maeva Cousin, economista de Bloomberg Economics.

Publicidad

A su modo de ver, “la sorpresa al alza en la inflación de agosto se suma a la posibilidad de un aumento de las tasas de 75 puntos básicos tan pronto como en la reunión de la próxima semana”.

De acuerdo con sus proyecciones, la factura energética de los hogares se seguirá moviendo al alza en los próximos meses a medida que llegue el invierno.

Pero no es solo esto. La inflación en los alimentos también aumentó “más rápidamente” de lo que esperábamos, dijo Cousin, ya que la sequía y las olas de calor se sumaron probablemente a las interrupciones de suministros en los mercados de productos básicos.

Fuerte caída en las bolsas

En los mercados, el dato de inflación cayó como una bomba. El IBEX 35, que cotizaba con descensos del 0,3 por ciento, extendió las pérdidas hasta el 1,2 por ciento, con lo que se fue a los 7.882 puntos.

Además, el CAC francés y el FTSE MIB italiano cotizaban con recortes superiores al 1 por ciento, mientras que el Eurostoxx50 retrocedía el 0,7 por ciento.

Publicidad

En el mercado de renta fija, la rentabilidad del bono alemán a diez años se disparó cerca de cinco puntos básicos, marcando máximos de la sesión en el 1,56 por ciento. En el mercado de divisas, el euro se movió a la baja y perdió de nueva la paridad con el dólar.

En portada

Noticias de