Goldman Sachs enciende las alertas sobre la economía estadounidense

El último eje del plan de estímulos de Biden no cuenta con el apoyo de uno de los senadores clave, lo que pone en cuestión las previsiones de crecimiento del país

Nuevos nubarrones se ciernen sobre la economía estadounidense. El banco de inversión Goldman Sachs acaba de recortar las previsiones de crecimiento económico de los Estados Unidos para 2022 después de que el senador Joe Manchin dijera el domingo que no apoyará el plan de impuestos y gastos de 2 billones de dólares que es el eje central de la agenda económica del presidente Joe Biden.

De esta manera, el equipo económico de la entidad cree que la economía de los Estados Unidos crecerá un 2 por ciento desde el 3 por ciento previsto para el primer trimestre. Para el segundo trimestre, el recorte es de medio punto, desde el 3,5 por ciento hasta el 3 por ciento. Para el tercer trimestre, la revisión es de un cuarto de punto, desde el 3 por ciento hasta el 2,75 por ciento.

Y es que los comentarios de Manchin acabaron efectivamente con los planes de los demócratas de aprobar la legislación al comenzar un año electoral.

La promulgación del proyecto de ley Build Back Better  (BBB) "ya parecía cercana y, a la luz de los comentarios de Manchin, estamos ajustando nuestro pronóstico para eliminar la suposición de que el plan de promovido por el presidente Biden se convertirá en ley", señalaron los economistas de Goldman en un informe el domingo.

Como conclusión ratificaron que "no aprobar el proyecto tiene implicaciones negativas para el crecimiento". Opinión que comparten desde Bankinter. El bróker considera que esto puede provocar una oleada de revisiones a la baja del PIB.

Publicidad

Un plan basado en tres ejes...

El plan de Biden se basaba en tres ejes.

El primero, un plan de estímulo contra el Covid-19, que fue aprobado en marzo, que estaba dotado de 1,9 billones de dólares. El paquete de ayudas convertido en ley contemplaba 400.000 millones de dólares para pagos directos de 1.400 dólares a los ciudadanos con rentas menores, 350.000 millones en ayudas a los Gobiernos estatales y locales y un mayor financiamiento para la distribución de las vacunas contra el Covid-19, entre otros puntos. 

Publicidad

En segundo lugar, un programa de infraestructuras, el mayor en 65 años. En total, ese país destinará 555.000 millones de dólares (480.000 millones de euros) de aquí a 2030, en carreteras, vías férreas, red eléctrica, acceso a banda ancha, y agua potable.

Y, ahora, el BBB, que estaba dotado con dos billones de dólares. Este paquete prevé incentivos fiscales para el uso de energías limpias, guarderías gratuitas, subvenciones al cuidado infantil, mejoras de coberturas en Sanidad, ayudas a la vivienda y ampliación de las desgravaciones fiscales por hijo entre otras medidas.

Para su financiación contempla un impuesto mínimo del 15 por ciento sobre los beneficios de las grandes empresas, un tipo impositivo adicional del 5% a los contribuyentes con ingresos superiores a 10 millones de dólares y del 3 por ciento adicional cuando los ingresos superen los 25 millones de dólares y un recargo del 1 por ciento sobre la recompra de acciones por parte de las empresas.

...Con un coste fiscal que se ha ido rebajando

La polémica que generaba el gasto hizo que el coste fiscal del proyecto se redujera de 3 a 2 billones de dólares (es decir, de 2,7 a 1,8 billones de euros) en 10 años.

“Mis colegas demócratas en Washington están decididos a remodelar dramáticamente nuestra sociedad de una manera que dejará a nuestro país aún más vulnerable a las amenazas que enfrentamos”, agregó Manchin en un comunicado publicado en Twitter. “No puedo correr ese riesgo con una deuda asombrosa de más de 29 billones de dólares e impuestos inflacionarios que son reales y dañinos para todo trabajador estadounidense”.

Publicidad

Impacto en la política de la Fed

El resultado introduciría cierto riesgo en la previsión de subida del FOMC en marzo, señalan los analistas.

Así, esta falta de estímulo junto a la expansión de la ómicron podría poner en 'stand by' las tres subidas de la Reserva Federal para 2022, la primera tendría fecha en marzo.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de