Gazprom reducirá a la mitad el gas ruso para Alemania con las sanciones como argumento

Gazprom cortará a la mitad el miércoles el suministro de gas ruso para Alemania. Moscú se justifica con que una turbina "necesaria" está retenida en Canadá por culpa de las sanciones

Gazprom reducirá a partir del miércoles la capacidad de bombeo de gas hacia Alemania en un 50 por ciento. El suministro a través del gasoducto Nord Stream quedará limitado a 33 millones de metros cúbicos diarios, confirmó la empresa moscovita. 

El recorte se debe a la "necesidad de detener otra turbina para una reparación capital", aseguró Gazprom en su canal de Telegram. A reglón seguido remachó que el parón está estipulado en las normas técnicas. 

Publicidad

Concretamente, el frenazo en las tareas de bombeo será "a partir de las 07:00 horas de Moscú (las 06:00 horas en Madrid) con una capacidad diaria desde la estación de Portóvaya de 33 millones de metros cúbicos diarios".

La reducción se añade a que Gazprom bombea desde la semana pasada el 40 por ciento de la capacidad de gas habitual que se envía a través del Nord Stream.

Según explica, está a la espera de la devolución de otra de las turbinas, que fue enviada a Canadá por una revisión rutinaria.

Publicidad

Moscú asegura que las sanciones internacionales bloquean ese equipamiento en Canadá. 

Publicidad

"La turbina se instalará cuando se completen todos los trámites... Y el gas se bombeará en los volúmenes correspondientes, los volúmenes que sean tecnológicamente posibles", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a los periodistas.

La voz de Vladimir Putin respondía así a un artículo del periódico Kommersant.

Según el rotativo, Siemens Energy, que realizó el mantenimiento de la turbina en Canadá, había entregado a Gazprom la documentación canadiense que permitiría su devolución sin infringir las sanciones internacionales.

La desconfianza se propaga en Alemania

La decisión de reducir el gas ruso para Alemania a la mitad, que Moscú defiende con argumentos técnicos, alimenta los temores en Europa de que Putin acabe cortando el gas este otoño. O que, como poco, module los volúmenes a antojo en temporada de frío.

Las confianza de los empresarios alemanes presentó en una encuesta del IFO su peor dato desde que estalló la pandemia de coronavirus.

Publicidad

Por su parte, una de las mayores inmobiliarias alemanas, LEG Immobilien, pidió el lunes una ley que permita limitar la temperatura de la calefacción a sus inquilinos.

El director general de este arrendador, Lars von Lackum, advirtió de que Alemania se enfrentará a grandes problemas si no toma "decisiones difíciles".

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de